jueves, 1 de mayo de 2008

LUIS MIGUEL DOMINGUIN

Luis Miguel Dominguín entrevistado por Joaquín Prats

ESTATUA EN EL MUSEO DE LAS VENTAS

A partir del próximo 8 de mayo a las 13.00 horas, el museo de la plaza de toros de Las Ventas contará con una estatua del diestro Luis Miguel Dominguín. Éste día se procederá a la donación y entrega de dicha estatua, obra del escultor Ramón Aymerich que fue realizada un año después de la muerte del torero (8 de mayo de 1996) - por suscripción popular y a instancias de un grupo de amigos del torero.El acta de donación al Museo de la plaza de toros fue aprobada por el Consejo de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid en una de sus sesiones del año 2007. El acto se celebrará en el Museo de la Plaza de Toros, en el patio de caballos de Las Ventas el 8 de Mayo, a las 13.00 horas.

"LUIS MIGUEL DOMINGUIN. EL NUMERO UNO"

Andrés Amorós, escritor, catedrático de Literatura Española, gran aficionado y experto en aspectos culturales de la tauromaquia, acaba de publicar su libro "Luis Miguel Dominguín. El número uno" en la editorial La esfera de los libros. Acabo de terminar su lectura y he disfrutado mucho con esta obra. Amorós, amigo personal del diestro, nos adentra magistralmente no sólo en la biografía de Luis Miguel y su familia, sino que también nos hace un retrato de la época de la posguerra y el franquismo de forma muy amena y con rigor histórico. Muy recomendable. En la Razón Digital tienen una entrevista con el autor.

3 comentarios:

Pacopi dijo...

Amigo Pepe Pastor: Se que no es el lugra adecuado, pero, si me lo permites, no puedo por menos que felicitar al Sr Santiago Dueñas por su intervencion en malaga Tv esta noche. Llamó al pan pan y al vino vino vino. Todo un señor.....Mis felicitaciones a don Santiago...
Un saludo

Malagueto dijo...

Esto va para los que vieron torear a Luis Miguel.
¿ Fue tan buen torero como se dice?

Para mi era un torero muy dominador, sin arte y con varios defectos:,muy alto para ser torero artista, muy chulo, superficial, mal banderillero ( ponía las banderillas con facilidad por la altura), se creía el número uno y además; rajaba mucho de los compañeros.

Saludos

Anónimo dijo...

Eso, eso, que cuenten los que le vieron.
Yo estoy mas con Malagueto que con Amoros.
Salud
El Coronel