viernes, 13 de mayo de 2011

El espectador moderno quiere pases

Rafaelillo

Rafaelillo. Foto: Burladero.com

La corrida fue intoreable, que no ilidiable. Pero el espectador moderno quiere pases. Y los toros de Escolar no tenían ni uno. Guapos de cara todos, bien armados, de preciosas hechuras, pero con mala sangre, de esa negra condición que se ve a lo lejos, muy broncos, imposibles, que buscaban el bulto con saña en cada corto viaje, gañafones por doquier, tornillazos van y viene, derrotes al por mayor... Seis regalos para tres héroes. Pero se está tan acostumbrado al torito tonto, bobo e inválido, artista que llaman, que, cuando sale una alimaña guapa, el público toma partido por ella y se equivoca de pitón a rabo.

¡Qué error! ¡Qué inmenso error esas ovaciones con la que gran parte de los tendidos despidieron a los toros primero y cuarto, el lote de Rafaelillo! ¡Y qué injustos esos pitos para el torero, que salvó los muebles de auténtico milagro! Pero así es la vida. Ayer, le tocó la china al bravo torero, con la de apuros que pasó, -los pitones del cuarto eran sencillamente imponentes-, con la quina que tuvo que tragar, con el esfuerzo sobrehumano al que lo obligaron esos dos toros. Veleidoso e insensible público de Madrid, tan generoso con los bailarines de pitiminí y tan exigente con estos héroes.

De la crónica de Antonio Lorca en el País

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Estamos en cuarta de Feria y don Alberto Flores no manda la crónica. Me parece que ese "caballero" por decir algo, no tiene palabra ni otra cosa para escribir.
Juan Mansilla

Anónimo dijo...

Este personajillo es un indeseable Sr Mansilla. Tiene menos de hombre que una corista. A lo mejor esta Don Alberto hecho una loca por Malasaña.
Uno de Montilla

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
José Pastor dijo...

Se ha eliminado el último comentario, porque denomina "cerdo" a otro autor de comentarios en el blog. Ruego que estos términos inadecuados no se utilicen. Gracias y espero lo comprenda
Atte

Anónimo dijo...

Don José Pastor, no quisiera que interpretara usted mis palabras con lo que normalmente se conoce por "pelotas".
Ya tenía una buena idea de usted por lo leído en sus comentarios, pero esa buena idea se confirmo de manera rotunda en unas tertulias televisadas, moderadas por Don Daniel Rojo y de tertulianos estaba usted y el Sr Picornell. Su objetividad, su forma de hacer los comentarios y sobre todo su "piquito" me demostró ser un excelente aficionado.
Dicho esto me gustaría que recogiera usted la vacante dejada por el Sr Picornell para hacer las crónicas de San Isidro. Sus conocimientos taurinos están más que demostrados y usted sería una persona muy válida para hacer esas crónicas.

Sobre los comentarios que se hacen en este post descalificando al Sr Flores, me parece que está fuera de lugar, porque él nunca dijo que haría las crónicas, si es cierto que insinuó a ellas, pero de una forma irónica, por tanto al Sr Mansilla y al de Montilla tarjeta amarilla al primero y roja al segundo por desconsideración y falta de educación.

Un cordial saludo

Joaquín Pedrosa

José Pastor dijo...

Estimado Sr Pedrosa, le agradezco sus palabras hacia mi persona, pero uno también esta ya un poco harto del blog, por diferentes razones, muchas de índole personal, y especialmente por falta de tiempo. Además mi pluma en esto es torpe y, por supuesto no es la de Picornell; no se me da bien lo de las crónicas. Cuelgo las de uno que si sabe hacerlas y con las que casi siempre me veo identificado, que es Antonio Lorca.

Ya lo dije, animo a cualquier aficionado que quiera plasmar en el blog sus impresiones a hacerlo. Este blog siempre estuvo y está abierto a ello.

Un cordial saludo

Anónimo dijo...

Montilla precioso pueblo de la campiña cordobesa, famosa por su uva que da origen a sus buenos vinos y cuna de Gonzalo Fernádez de Córdoba el "Gran Capitán".

Entre sus habitantes parece que hay todo un personaje que duda de la hombría de una persona, mientras él se esconde bajo el seudónimo de "Uno de Montilla" para no dar la cara y decir con VALENTÍA su nombre.
Yo no se si esto es de "corista" o de "loca", pero lo que si es, un mucho de MARIPOSA, de esas de las que ahora revolotean por los campos de Montilla.

Juan Luis Góngora

Eral dijo...

Señores por favor, tranquilidad, desde el adiós del Señor Picornell (que espero que solo sea un "hasta luego") andan todos muy nerviosos. Debe ser la primavera.

Deben ustedes considerar que seguro que Don Alberto Flores está en pleno cónclave con su Familia, con la que tiene que discutir los términos de éstas.


Un abrazo.
Natalia García

Anónimo dijo...

Pregunta para UNO DE MONTILLA: A que le suena estos dichos tan populares, como el "ir por lana y volver trasquilado", "le salió el tiro por la culata"...

Consejo: Para evitar sentirse ridiculizado de esta forma, otra vez piense lo que va a decir y asegúrese usted de si es verdad su argumento, eso se logra solamente con un poquito de inteligencia, que supongo que la tendrá, como solamente es un "poquito" no le será difícil.

No se si todos estos comentarios los leerá Don Alberto Flores, pero en caso de hacerlo estará disfrutando, como lo hicieron ayer los aficionados taurinos que estuvieron en el coso de la calle Circo de Jerez de la Frontera. Ayer las gracias hay que dárselas a Morante de la Puebla y José Mª Manzanares y hoy a usted por tirase sin paracaídas al espacio del ridículo.

Un saludo

Maria del Mar Pérez

Anónimo dijo...

Dentro del mundo del boxeo, se llama encajador aquel boxeador que recibe bastantes golpes y da la sensación que no les duele, es decir que ni se entera, esto es lo que parece que le pasa a ese personajillo que firma con el seudónimo de "Uno de Montilla", que lo mismo es de otro sitio y en esta ocasión a cogido ese nombre para despitar, a mí no me extrañaría lo más mínimo viendo su gran valentía.

Con su actitud, este valiente hombre, eso lo digo yo, pero él sabe que de valiente no tiene mucho y de lo otro, por su sepulcral silencio parece que tampoco. No dice nada, luego me hace pensar que todas esas frases de "tienes menos de hombre que una corista" o "hecho una loca por Malasaña" bien se la pudiera aplicar el.

Si tuvieras un poquito de dignidad y fueras hombre dirías algo, pero como nunca lo has sido, aguantar carros y carretas y quien sabe si pudieras ayudar a esas carretas a la voz de su amo, pues no lo harías nada mal sabiendo de tu limitaciones como persona.

Juan Luis Góngora