jueves, 22 de julio de 2010

SOBRE LA I.L.P. Y LA PROHIBICIÓN DE LOS TOROS EN CATALUÑA

Foto del autor.

Por Francisco Picornell


Ríos de tinta están corriendo por foros y prensa especializada, sobre la Iniciativa Legislativa Popular interpuesta ante el Parlamento Catalán, postulando la suspensión de las corridas de toros en dicha Comunidad Autónoma.

Entiendo que se están difundiendo y escribiendo muchas imprecisiones, fruto, unas veces, de la ignorancia legal de sus firmantes y de ciertas intenciones tendenciosas, otras.

Existen muchas leyes en nuestro ordenamiento jurídico que no nos gustan, que no satisfacen los deseos del ciudadano, pero tenemos que acatarlas y cumplirlas.

¿Qué es una Iniciativa Legislativa Popular? Es una prerrogativa que tiene su génesis en el artículo 87 de la Constitución Española y que ha sido desarrollada por leyes posteriores. Mediante ella, se concede a los ciudadanos la posibilidad de impulsar la aprobación de una ley ante el Parlamento que se presente. Como dice el preámbulo de la Ley orgánica 3/1984 de 26 de Marzo: “la participación directa de los ciudadanos en el proceso de producción normativa”; continúa dicha Ley Orgánica: “Este reconocimiento constitucional de la iniciativa legislativa popular permite, de un lado, instrumentar la directa participación del titular de la soberanía en la tarea de elaboración de las normas que rigen la vida de los ciudadanos, y posibilita, de otra parte, la apertura de vías para proponer al poder legislativo la aprobación de normas cuya necesidad es ampliamente sentida por el electorado, pero que, no obstante, no encuentren eco en las formaciones políticas con representación parlamentaria”.

La Ley exige unos requisitos mínimos, cuales son, en síntesis, un determinado número de firma (en torno a unas 50.000 en el caso de Cataluña), una Comisión promotora, aportación del texto articulado de la ley cuya aprobación se pretende y otros pasos posteriores, hasta que llega a ser votada , con sus correspondientes enmiendas, ante el parlamento.

Evidentemente, si a la hora de presentarse dicha Iniciativa Legislativa Popular (en adelante I.L.P.) esta reúne todos los requisitos formales, tiene que ser admitida a trámite y no puede ser rechazada. Tras otras serie de pasos legales, llegamos al momento en que dicha propuesta de ley es votada en el pleno del Parlamento y, en consecuencia, aprobada o rechazada. No olvidemos que en el Parlamento votan los parlamentarios libremente elegidos por los ciudadanos. Quiero con ello decir, que es un ejercicio de democracia pleno y no se puede suprimir la tramitación, de un plumazo, porque no lo quieran unos.

Ha ocasionado, en algunos sectores taurinos, cierto desagrado, el hecho de que un determinado partido político, dé libertad de voto a los parlamentarios afiliados a el. Y pregunto. ¿cabe mayor ejercicio de la democracia el permitir que cada parlamentario vote según su libre criterio sin someterse a la dictadura de la disciplina de partido?

Claro que estos sectores que se quejan, en el fondo tiene ciertas añoranzas del “ordeno y mando” propio de épocas políticas, afortunadamente ya pasadas, y que la palabra “democracia” no entra en su vocabulario, o pretenden la aplicación de la nunca promulgada “Ley del embudo”.

Ciertamente prefiero, sin género de duda alguna, el ejercicio de la democracia a que los toros sigan siendo permitidos en Cataluña. Si dicha ley de prohibición sale –como saldrá- del seno de un parlamento democrática y libremente elegido, nos guste o no, hay que acatarla. Surge fruto de la Libertad .

Que no nos vengan ahora con la mendacidad de que es un acto de autoritarismo. Lo que han tenido que hacer los taurinos, en vez de dedicarse a engrosar sus arcas bajo el lema de “pronto y en la mano” es promocionar la Fiesta de verdad, no con mentiras de bulto, pretendiendo que veamos lo blanco negro. Con el afeitado, con los gatos en vez de toros, con el “me han robado una oreja” “el presidente no tiene ni idea de lo que es un toro”, “no quieren toros, quieren elefantes” y otras lindezas por el estilo, no se defiende la Fiesta, se la hunde. La gente no es tonta y cuando se dan cuenta del engaño dicen que a los toros vaya Rita y la Gorda Fandilista.
Un saludo.

28 comentarios:

Anónimo dijo...

Y por qué no se hace una iniciativa popular en Cataluña para que no se prohiban las corridas de toros? ¿Qué hace la mesa del toro y los que viven de la Fiesta? Por mi que les vayan dando a todos, y los catalanes que se queden sin toros.
Saludos
Pepe Pastor

Tomas Cruz V. dijo...

Mi estimado amigo Pacopi

He leido este comentario de tu autoria y no puedo menos que sentirme satizfecho de gozar de tu amistad. Todo muy bien escrito, bien logrado y con una claridad tanto juridica como de sentido comun, que uno se asombra. Dios quiera que los catalanes terminen aprobando que la Fiesta subsista y que esa plaza monumetal siga engalanando la cultura taurina del reino español.
Desde esta orilla lejana, siempre nos hemos sentidos hijos de esa sangre noble y altiva, donde la Fiesta taurina ha tenido y tendra una de sus mejores expresiones culturales y artisticas.

Un calido abrazo para todos,

Tomas

EL CABALLERO NEGRO dijo...

PacoPi me gustaria me explicaras esto de que es un ejercicio de libertad prohibir una tradicion cultural ancestral, de verdad Paco suelo estar de acuerdo contigo pero en esto creo que se te ve la vena, democracia y libertad es igual a prohibir tradiciones y cultura?.

Anónimo dijo...

De todo lo leído y escuchado sobre éste penoso asunto,casi todo lleno de visceralidad y desconocimiento, interesado o no,éste comentario es el contrapunto lúcido y lógico que explica con sencillez y claridad, lo que otros en su indecencia o ignorancia quieren meter de matute.
Y la conclusión es clara:Si hubiese afición,si todo el estamento taurino, desde coletas a areneros, se hubiese puesto manos a la obra utilizando todos los medios disponibles,posiblemente la situación sería otra.
Yo me hice aficionado en la Monumental,desde niño a hombre y por ello lo que va a suceder me deja todavía más amargura dentro,pero para mantener una pantomima así,prostituir la Fiesta y llevarselo calentito sin apostar un clavo por ella,mejor es que desaparezca y nos quedemos con el sabor de una historia taurina única.

franmmartin

Francisco Picornell dijo...

Caballero negro: No desvirtuemos las cosas. Yo digo que en cuanto a la forma es democráticamente perfecto que prohiban los toros. Que el aprobar la ley que los prohiba es totalmente democrático, no es ninguna decisión dictatorial, como se pretende por parte de los taurinos. Prohibir, prohibir se nos prohiben tantas cosas , pero no por ello digo que es un atentado a la libertad.
No usemos el sofisma, Libertad no es sinónimo de prohibir pero si dicha prohibición sale de una decision democrática bienvenida sea. Es como si dice un conductor que le cercenan su libertad porque prohiben circular a mas de 120 km /h. No desvirtuemos las cosas.
Nunca he dicho que democracia sea sinónimo de prohibir tradiciones y cultura. Ese es el cuento que nos quieren contar los taurinos. Insisto, la decisión, de producirse, de prohibir las corridas de toros en Cataluña es totalmente democrática, aunque nos pese.
Un saludo.

Antonio Díaz dijo...

Y digo yo, Picornell, aunque la manera de prohibir los toros la han emprendido por cauces democráticamente legales, no quiere decir que sean democráticamente perfectos. La democracia tiene sus grietas. Existen leyes que derrocan los tribunales por antidemocráticas, y que habían sido establecidas en un proceso `democráticamente perfecto´. Y esta es una ley, para mí, antidemocrática, una ley que va en contra de la libertad individual de las personas. Supongo, que su final, para bien o para mal, serán los tribunales.



Saludos

Anónimo dijo...

Yo he votado siempre al Partido Socialista, simplemente por simpatía, porque está muy lejos de lo que yo entiendo por socialismo, pero con esta postura de prohibir las corridas de toros en Cataluña, jamás verán un voto mío, eso lo tengo clarísimo, y para hacerle el mismo daño que ellos me hacen a mi, desde ahora en adelante votaré al Partido Popular.

Juan Antonio Palmero dijo...

Estimado amigo Picornell, estoy totalmente de acuerdo con usted en lo democratico de la ILP, y en lo ajustado a derecho que sería que en caso de tener mayoría en la Cámara Catalana, se aboliesen las corridas de toros.
Pero en lo que discrepo de usted es "lo" de los políticos.
Pero mi querido amigo, no nos engañemos, a sus señorias les importa una higa el sufrimiento del toro, esto es un tema politico.
Lo que quieren es quitarse de encima la llamada Fiesta Nacional, y prueba de ello es el "blindaje" que hacen de las fiestas con toros en la calle, que esas a mí sí que me parecen una "salvajada".
Yo tambien estoy de acuerdo en lo justo que es conceder libertad de voto a los diputados por parte de sus Partidos Políticos, pero me parecería más justo que esa libertad la diesen siempre y en temas mucho más importantes y que esos si que afectan a las convicciones morales de cada uno de ellos, creo que sabrá usted a que tema me estoy refiriendo, sin embargo en esos casos imponen ferreamente la disciplina de partido.
Cambio de tercio, ¿ha visto usted el portalon tipo "taller de reparación de vehículos" que han colocado en la entrada al antigüo patio del desolladero de nuestra querida plaza de la Malagueta?
¡¡¡HORROROSO!!!
Como siempre un fuerte abrazo.

Tomas Cruz V. dijo...

Amigos del blog

Pido exusas por haber cometido otro error de ortografia, salisfecho es con S, no con Z la segunda. Se me fueron las luces, pero despues lo vi y saltaba el error en mi conciencia. De nuevo lo importante es que los catalanes o su parlamento, no vayan a proscribir la Fiesta, seria un enorme error, pero como dice Pacopi, si cumplen todas las condiciones democraticas para hacerlo, habra que aceptarlo, sin embargo leo que despues de eso, si se diera, aun queda otra instancia posterior, algo asi como apelar al Tribunal Supremo o el Consejo de Estado?? Tiene la palabra de nuevo Pacopi...advirtiendole que en esto poco tiene que ver el prelado, ese buen cristiano hace el bien a los desvalidos en las selvas peruanas..

Un abrazote para todos,

Tomas

El Coronel dijo...

Amigo Pico, perdonad por el tiempo en entrar en esta vuestra casa, pero ya sabeis los motivos.
A lo que vamos.:
Tu como experto podras aclararme una duda.
En el caso de que ganara la prohicion en Cataluña, ¿se podria recurrir al tribula Constitucional, por ir esto en contra de la libertad de expresion, etc, etc?
Un fuerte abrazo
Salud

Anónimo dijo...

Yo también he votado siempre a los socialistas, y voy hacer lo mismo que dice el anónimo, pero aparte de votar al Partido Popular, me prohibiré visitar, comer, vestir y todo lo que huela a catalán, y desde ese momento será una parte de España que no me interesa para nada, absolutamente para NADA.

Anónimo dijo...

De sobra es sabido que las leyes no son justas porque las apruebe una mayoría de legisladores, incluso si estos son representantes directos de mayorías electoras. No, las leyes para ser justas deben asentarse en principios éticos y morales que sacralicen simultáneamente el bien del individuo y el bien de la colectividad: lo que es bueno para uno es bueno para todos, y lo que es bueno para todos es bueno para uno. Si no se cumple alguno de los requisitos, la ley no es justa, aunque sea legal.

Ahí está la clave de la virtud ética: en que los buenos gobernantes y los buenos magistrados no se sirven de atajos para ganarse los favores de una parte de los gobernados en detrimento del resto; en que se tiene claro que el poder debe pasar de unas manos a otras y no debe acapararse para usufructo de unos cuantos; en que el ejercicio del poder no legitima porque sí los actos jurídicos injustos, por muy legales que estos sean; y en que la rivalidad entre los postulantes a las altas magistraturas de una nación debe tener como única guía la aspiración al bien común y no a la supremacía de una oligarquía sobre otras.

Todo esto viene al caso de los muchos ejemplos que en nuestros días estamos viviendo en España. Se está utilizando en exceso la coartada legal para legislar leyes injustas. Sus posteriores aplicaciones generarán inevitablemente agravios en los ciudadanos porque con su entrada en vigor se habrá quebrado el principio inalienable de igualdad. A partir de entonces cualquier cosa podrá esperarse, y cuyas consecuencias nos condenarán a todos.

Perdón por el discurso
Un ciudadano

Francisco Picornell dijo...

Coronel: Me congratula verlo por estos foros de nuevo. Espero que en breve nos podamos tomar unas cervezas juntos.
Algo prolija es la contestación a la pregunta que me formula. No obstante voy a ello:
Conforme dispone el artículo 27 Dos apartado c) de la Ley Orgánica 2/1979 de 3 de Octubre del Tribunal Constitucional, son susceptibles de declaración de Inconstitucionalidad ..Las leyes , actos y disposiciones normativas con fuerza de Ley de las Comunidades Autónomas.
Ahora bien, la cuestión de inconstitucionalidad sólo la puede plantear: El Presidente del Gobierno. El Defensor del pueblo. Cincuenta diputados. Cincuenta senadores. (artículo 32 de la citada Ley).
El plazo para interponerlo es de tres de meses a partir de su publicación.
Por lo tanto y concretando: La ley que prohíba las corridas de Toros en Cataluña es susceptible de recurso ante T.C. pero no lo puede interponer un ciudadano particular.
Espero haber contestado a su pregunta.
Un saludo.

Antonio Díaz dijo...

¿Y no va a haber cincuenta diputados o senadores dispuestos a declararla inconstitucional? Si así lo hicieran -como espero- ¿qué tramites vienen después? ¿Se puede ser moderadamente optimista con esta vía, o no? Gracias por las aclaraciones.


Saludos

Francisco Picornell dijo...

Anónimo ciudadano: Ese discurso está muy bien desde el punto de vista del "iusnaturalismo", de la teoria Tomista del Derecho, pero el "Ius positivismo" no es eso.Como filosifía del Derecho no está mal, pero el Derecho está hecho para llevarlo a la practica. Según su teoría ninguna ley podría ser promulgada, lo que es justo para unos es injusto para otros. Ya digo, que el Derecho está hecho para llevarlo a la practica, cosa que frecuentemente ignoran los que tiene sólo una formación académica y nunca han pisado un juzgado.
Un saludo.

El Coronel dijo...

Amigo Pico.
Contestada perfectamente la pregunta y además espero y deseo que en el supuesto de que la ley fuera aprobada, todos los Diputados en bloque, que esten en contra de la ley de prohibicion, pidan al Tribunal Constitucional que actue.
Lo de las cervezas no lo duces en 15 dias nos la tomamos.
Un abrazo
Salud

Salvador Mira dijo...

Estimados amigos:
Aleluya, Palmero ha dicho algo interesante, ya no se mece tanto, no se menea tanto, dijo que el tema de la prohibición de los toros en Cataluña, no es un tema de sufrimiento de los animales, es un tema político. Estoy de acuerdo con usted señor Palmero, no así en sus apreciaciones sobre el de Palma del Rio y sus gaticos juan pedrunos.

Salvador Mira

Anónimo dijo...

PRIMICIA CONTRA PRONOSTICO: La votación del próximo día 28, será favorable a la continuación de las corridas de toros en Cataluña.
En donde parecía que se diría "Digo" se dirá "Diego", por tanto estemos todos los aficionados de ENHORABUENA.

Cordiales saludos para todos

Francisco Picornell dijo...

Anónimo de la primicia, Ojala tenga usted razón, pero me permito decirle una cosa, que llevo por lema: Cuando yo empecé a ejercer de rábula, mi maestro (q.e.p.d) me dijo un día: "nunca digas que un pleito está ganado hasta que no tengas la sentencia en el bolsillo"..¡que razón tenía!!
Un saludo.

Huelin dijo...

Enhorabuena por el artículo. Estoy totalmente de acuerdo con su contenido.
Por otra parte, en mi opinión el mantenimiento de la actual estructura organizativa de la Fiesta en España terminará abocándola a la desaparición. Estamos ante una Fiesta donde la opinión del aficionado no tiene ningún valor, donde la democracia (si, esa que se va a ejercer en el Parlamento Cataluña)y la participación activa del aficionado no existe.
Como aficionado he pensado que quizás la prohibición en Cataluña servirá para algo, quizás para que cambie el entramado de empresarios, apoderados, y demás personajes que controlan la Fiesta,y esta se convierte en algo donde tenga cabida la opinión del aficionado...pero no. Me temo que todo esto no servirá para nada, más bien para todo lo contrario: radicalizarán su postura e intentarán perpetuar el "establishment" actual...poco les importa el futuro mientras llenan sus bolsillos con el dinero de aficionados e instituciones públicas.
Un saludo para todos.

Huelin

relicario17 dijo...

Es que ya no se ponen los comentarios,

Anónimo dijo...

Y ahora despues de los toros, ahora a por la flamencas.

http://www.abc.es/20100729/espana/ahora-caza-munecas-flamencas-20100729.html

Quien no diga que lo que está ocurriendo no tiene tintes independentistas....no se lo que esta viendo.

Francisco Picornell dijo...

Tan poco es tan grave que un pueblo luche por su independencia. Lo de la España una grande y libre, afortunamente ya pasó. Si un pueblo lucha libremente y dentro de los cauces legales por su independencia es legítimo y hasta loable.

Anónimo dijo...

Yo también veo bien que Cataluña quiera la independencia, esta perfectamente en su derecho, pero el Barcelona y el Español(que tendra que cambiar de nombre) que no salgan al extranjero, es decir Madrid, Andalucía etc etc y que juegue en su nación con los equipos de su país.
Yo de esa zona no me interesa nada, es más la borraría del mapa y que me perdonen la cantidad de buena gente que han nacido en ese PAÍS y que se siente avergonzados.

Un saludo

Juan Antonio Palmero dijo...

¡Horror!, los heladeros mal educados atacan de nuevo.
¡Cuerpo a tierra!
Como siempre un fuerte abrazo para casi todos.

José Daniel Rojo dijo...

Amigo Picornell, el problema es que habría que saber si el pueblo verdaderamente quiere esa independencia que anhelan los políticos. El futuro de Cataluña está puesto en manos de unos señores con afán de protagonismo.
Te recuerdo que ellos formaron un follón grandísimo cuando Franco les prohibió hablar catalán. Y ahora ellos actúan de la misma manera que el Caudillo, prohibiendo!!

También me hace mucha gracia cuando salen las manifestaciones de los antitaurinos, en las que más del 50% de sus integrantes son ciudadanos extranjeros. De momento me voy a poder ir yo a otro país y hacer lo que ellos hacen aquí.

Y si ahora me quieren llamar racista, que me lo llamen!! Pero debes reconocer que todo esto es una cuestión política Sr. Picornell. Mira como los Bous al Carrier, o mejor dicho, el toro de la calle no lo prohíben. Esos les resta votos. Más claro, el agua.

Un abrazo Picolín.

Francisco Picornell dijo...

Todo lo que sale de un parlamento tieen carácter politico. Se olvidan los taurinos de que la decisión del parlamento Catalan ha sido DEMOCRATICAMENTE ADOPTADA, y que cada miembro del mismo votó LIBREMENTE lo que quiso. Lo demás es de FASCISTA, con todas las palabras, es no saber aceptar los resultados de una votación. Creo que los taurinos son los menos indicados para hablar de democracia, ya lo vemos cuando se reforma un reglamento, que presionan, hacen huelga para conseguir lo que quieren....

Salvador Mira dijo...

Señor "bien educado":
El señor Palmero se precia de ser bien educado, lo puede ser, desde que el lo asevera tanto, será porque así es, a la gente hay que creerle lo que dice, decía un político. Pero el tema es taurino señor Don Pañmero, las viudas de Morante siguen vivitas y coleando, gustan de ver gatitos miauu miauu y a usted le fascinan, se siente pleno, con placeres casi orgásmicos. Nosotros por el contrario, no seremos tan educados, pero si sabemos cuando sale un novillo juan pedruno y cuando sale un Toro. Lo demás se lo dejamos al director y a Pacopí, que esos si distinguen lo que verdaderamente vale en esto.

Salvador Mira