martes, 18 de mayo de 2010

PASANDO LA GORRA

FOTO: Burladero.com
Por Francisco Picornell

Plaza de Toros de las Ventas. 18 de Mayo del 2010. Trece de Feria
Seis Toros del Puerto de San Lorenzo. Bien presentados. Muy bueno el sexto.

El Cid.- Silencio. Silencio.

Sebastián Castella.- Saludos desde el tercio con algún pito tras aviso. Silencio.

Rubén Pinar.- Silencio. Silencio.

Me dá la impresión de El Cid esta temporada va pasando la gorra, pues debe ser sabedor de que el año que viene va a torear menos que Joselito Ortega, y claro, tiene que ir por esas ferias cogiendo lo que pueda.

Hoy de nuevo ha dado muestras de su impotencia, de que no levanta cabeza, tal vez porque nunca la debió tener alta.

El primero de la tarde era un toro que hacia el avión. Perdió las manos en alguna ocasión. Dio derechazos muy embarullados con enganchones. Le tocaba la muleta porque estaba ayuno de temple. En algún momento perdió los papeles, los lápices y todo lo perdible. No se acopló. Estocada trasera. Descabello. Silencio.

Parecía que iba a hacer faena en el cuarto pero se quedó en eso, en el parecer. Pases embarullados, tandas aceleradas. Con la izquierda, que fue su fuerte, cita fuera de sitio y no se acopla, lo pitan. Al entrar a matar se le resbaló el estoque. Estocada desprendida. Silencio.

Eran inválidos los dos que le cupieron en suerte a Castella, el de la voz atiplada. Así el segundo le instrumentó una faena a base de meter pico muletero, bien es cierto que ligó alguna serie, pero no es menos cierto que citaba fuera de cacho y se metía en los costillares con mas frecuencia que la recomendable. Termina con su famoso arrimón y con unas manoletinas y como se puso pesado sonó un aviso después de dar un pinchazo trasero, luego otro mas y media trasera. Saludó desde el tercio con algún pito.

Fue protestado por flojo el quinto, que cabeceaba porque no tenía fuerzas. Castella bailó delante de el, luego terminó embarullado ante el cachondeo general. Dos pinchazos, estocada corta y atravesada. Silencio.

Verde, muy verde esta Rubén Pinar, que al tercero le dio pases fuera de sitio retorcido y vulgar, lo que fue acertadamente reprochado por parte del público. Como no templaba el toro le tocaba el engaño y cabeceaba. Estocada caída y atravesada.

Decía cuando era entrevistado por canal plus en el patio de caballos, que “ojalá me salga un buen toro y lo pueda cuajar".

Pues le salió y fue el sexto, un toro para consagrarse, para formar un alboroto nada mas y nada menos que en Madrid en pleno San Isidro: Y se lo deja ir con zarandajas propias de un principiante. Al hilo del pitón, es atosigado por momentos. Por poco se lo hecha a los lomos porque le pone la muleta retrasada y lo ve: Le tropezó el engaño en demasiadas ocasiones. Se le fue, como digo, un gran toro, sin duda el mejor de la tarde, con el que terminó de Estocada desprendida. Silencio, aunque era para correrlo a gorrazos. Debía volver a la escuela taurina junto con los tres novilleros de ayer.

Debería modificarse la Ley Taurina en el sentido de imponer a los lidiadores el carnet por puntos, cuando estos fueran consumidos en su totalidad, mandarlos a casa por un tiempo sin poder actuar hasta que hiciera un curso de reciclaje taurino. Lo malo es que en poco tiempo tendríamos el escalafón al completo en el dique seco y las escuelas taurinas mas masificada que prisión española.

Un saludo.

6 comentarios:

Iván dijo...

Paco, cada día me gusta más leerle.
Sin pelos en la lengua y con muchísima razón.
Le doy mi enhorabuena y las gracias por lo mucho que aprendo de sus crónicas.

Anónimo dijo...

Muy bueno lo del carnet por puntos jajaja.

Venteño

Tauromagia dijo...

Vista la aceptación del carnet por puntos, sugiero hacer extensible el mismo a las ganaderías.
Así quizás en un par de años no tengamos ni toros ni toreros y se empiece a seleccionar de verdad la bravura en el campo hasta conseguir toros que empujen en el caballo y embistan con raza en la muleta (entre otras cosas).

EL CABALLERO NEGRO dijo...

Eran animales con las orejas en la boca desde luego, orejas de hoy, orejas modernas, porque eran animales justos de fuerzas, bien presentados sin casta y sin peligro, con estos animales se pueden realizar numeros de circo que ni siquiera eso supieron hacer las dos figuras y el proyecto de figura, pero hacer lo que es toreo de verdad imposible porque sin toro no hay toreo.

Totalmente de acuerdo con Francisco Picornell El Cid no levanta cabeza poque nunca la levanto, siempre ha sido un invento de MADRID.

Tomas Cruz V. dijo...

Amigo Caballero Negro

Difiero diametralmente de usted en cuanto a que El Cid fue un invento de Msdrid. No vamos a negar q sus ultimos años han sido decepcionantes, pero el Cid cuando gano trofeos y preseas, lo hizo de verdad, toreando TOROS q es lo mas importante y sin engaño. Sus naturales eran largusimos, limpios y profundos y le recuerdo q no solo Madrid lo consagro, en Sevilla tambien se merecio los mas altos honores de aquellas ferias, gozaba de bien ganado cartel. Recordemos tambien q siempre se enfrento a Victorinos y no les hacia el asco, cosa que muchos aficionados de solera exigen, para creer en un torero.

Cordial saludo,

Tomas

Juan Antonio Palmero dijo...

No puedo por más que estar totalmente de acuerdo con el Sr. Cruz en lo referente a el Cid.
Lo que llegó a ser lo consiguió en plazas de primera y ante ganaderías de prestigio.
Por lo que considero incierto lo de "invento de Madrid".
He tenido la suerte de verle en directo varias veces en Madrid y triunfar cortando orejas de ley ante TOROS con mayúsculas.
Y sobre su mano izquierda creo que solamente era comparable a la del Jose Tomás de sus buenos tiempos.
Pero las personas no somos maquinas, y creo que desde el año pasado está en un profundo bache, quizás por que tuvo varios percances encadenados,o vaya usted a saber por qué.
Solamente espero que como el que tiene la moneda(y él la tiene)pueda cambiarla y pronto lo veamos por la senda de los triunfos.
Como siempre un fuerte abrazo.