domingo, 11 de octubre de 2009

Nuevo “insulto”, esta vez en Fuengirola

DSC06928 Ponce, imprimiendo su magisterio

DSC06931 El académico y el animalito

DSC06932 El “culipéndulo”, última creación de la tauromaquia poncista

DSC06938 

El animal iniciando la vuelta al campo, para “refrescar” la sangre de la ganadería

Por suerte no estuve presente en Fuengirola (Málaga. Andalucía) para ver la última gesta indultadora del académico Ponce, es lo que me faltaba este año para acabar por pasarme a las filas antitaurinas.

Sí estuvo presente Agustín Hervás, que en su blog nos relata de esta manera este nuevo “insulto” perpetrado en una plaza andaluza:

“No crean que Ponce pierde el tiempo con esto de los bolos. Le sirven de entrenamiento. Un piquito por aquí, un alivio por allá. Un destoreo que parece toreo para que la gente se rompa las manos con las palmas y le grite: “¡Ponce ereee er mejooo!”, y unos estiramientos. Ponce ha puesto en su circo de esta temporada un nuevo numerito que consiste en unos extraordinarios estiramientos con la muleta en la derecha y para un circular muy aplaudido. Uno o dos circulares, que es lo que el seriado estiramiento da. Y además de no perder el tiempo con lo de los bolos, aún le da para indultar toros. Ya se sabe que este matador es conocido en ciertos ambientes taurinos como el indultador oficial del reino, pero lo de hoy, ha sido de charlotada. Un entretenimiento, un sobeo pasado de tiempo, pues la señora concejala, presidenta, no usaba reloj, y un indocumentado de la barrera, (en las barreras de las plazas de toros de los pueblos suele haber más de un indocumentado taurino), se incorpora de su asiento y le espeta a Ponce:

.- Enrique, indulta ese toro que se lo merece.

Y Ponce le pega otras dos tandas más de muletazos y al entrar a matar, cuatro voces gritan lo de no lo mates. Y la presidenta que ya llevaba concedidas seis orejas, que venia de la feria con un “vestio” rojo de faralaes que hacía ojo, ni corta ni perezosa, va y saca el pañuelo azul. Ni una palma tras este gesto. Otras cuatro tandas de muletazos más, con las que sumé un total de 120 muletazos a favor del toro, simulación de la suerte, retirada del toro, y un rabo para el torero que vino a Fuengirola a hacerse unos bolos y se llevó un indulto.

El mérito del toro para su indulto fue el siguiente: salió al ruedo en cuarto lugar y se veía que estaba marcado bien el numero 68. Embistió al capote con flojedad pero con fijeza. De los picadores tomó una vara del de puertas, bastante pésima, y una mejor del de tanda. Cumplió en banderillas y en la muleta se dejó pegar los 120 muletazos citados y fue tan bueno que permitió colocarse mal a Ponce todas las veces que le dio la gana.”

¿Quién se carga la Fiesta?

Fotos: Blanca Esther Sopeña

6 comentarios:

Pacopi dijo...

Pue si leemos la crónica de Antonio Roche en el Sur parece que Ponce hasta toreo......
Un saludo.

Pepe Pastor dijo...

Es de traca la cosa, la concejala de faralaes saca el ¿¿pañuelo azul?? para conceder el indulto. ¿No sabe que es de color naranja? ?No lo había o su asesor no se lo dijo? Si sacó el pañuelo azul, debería haberse dado la vuleta al ruedo al toro...Esto es esperpéntico, bochornoso. Esta individua debería ser sancionada y no volver a pisar un palco de una plaza de toros en su vida.

ludo dijo...

dos post despues del de lorca y parece profeta el revistero del pais. creo que vamos a pasar muchos domingos para ensayar las recetas. con la del coronel me beberia un jurançon de jean marc grusseaute, " a capceu" ( la cabeza al cielo )2006.
si quereis le mando una receta de foie gras para la semana que viene.
abrazo.

ludo

El Puntillero dijo...

Profesion: Mantero (y no vendiendo discos)

Hobbit: Hacer creer a la gente que sabe lo que es el toreo y cómo ejercerlo.

Para más información preguntar por cierto catedrático de la tauromaquia.

El Coronel dijo...

Yo es que y ya paso de este "Trilero" y "Encantador de Serpientes" y de los que le hacen el juego.
Por favor Luod pasa la reeta de foie gras y mandame un camion de botellas para bebermelas, emborracharme de por vida y no volver a oir hablar del Ponce este.
Salud

el chulo dijo...

que guapo era en la boda real!