domingo, 10 de mayo de 2009

Primera becerrada del Certamen "Juan Pedro de Luna"

El doctor D. Juan Pedro de Luna atento y en su puesto. Que gran cirujano, aficionado y persona.

Aziz El Bellarh toreando en redondo

Natural de Curro Márquez

Plaza de Toros de La Malagueta

Sábado 9 de Mayo 2009

Primer festejo del Certamen de Becerradas “Doctor Juan Pedro de Luna”

6 añojos de “Marqués de Villalba de los Llanos”: añojos, pero pequeñitos, quizás demasiado. (Aunque el Jefe Pastor se empeñara en decirme que muchos de los erales tenían mas cuajo que los toros que se lidian en agosto en la feria). Todos los añojos muy flojos y aquerenciados.

 Fernando Lomeña: Ovación.

Fabio Castañeda: Ovación.

Aziz El Bellarh: 1 Oreja.

José María Alonso: Silencio.

Curro Márquez: 1 Oreja.

José Palma: 1 Oreja.

EN EL MAGREB TAMBIEN SE SUEÑA EL TOREO

Por José Daniel Rojo

Entretenido ha estado el primer de los tres festejos que se anunciaba bajo el ciclo denominado acertadísimamente “Doctor Juan Pedro de Luna”. Las poco más de las trescientas personas que asistimos a La Malagueta nos encontramos con momentos interesantes protagonizados por los principiantes, entendiéndose que los que toreaban eran precisamente eso, principiantes.

 Fernando Lomeña venía representando a la Escuela Taurina de Guadalajara junto al otro anunciante José María Alonso, y desde luego fueron los que demostraron estar más verdes. Atropellados, sin colocarse y podríamos decir que hasta sin ambición.

 Fabio Castañeda de la Escuela de Madrid tiene hechuras de torero, lástima que le tocara el peor becerro de la tarde, aún así estuvo inteligente y muy digno con el animal.

Aziz El Bellarh es un chaval del Magreb alistado a la Escuela Taurina de Málaga y sin duda ha sido la revelación de esta primera becerrada. Está más verde que una lechuga pero tiene valor y ganas y lo que es más importante, que cuando se estira lo hace bien. Es cierto que le falta torería y saber estar en la plaza, pero eso se puede aprender. Sin embargo, ese pellizquito que tiene para el toreo es innato y ello llena de ilusión a sus paisanos. De momento en el Magreb ya hay un chaval que sueña el toreo.

 Curro Márquez, también de la Escuela de Málaga, ha sido uno de los chavales que se le ha notado más puesto. Con cuajo, conociendo muy bien los terrenos y con mucha armonía en todo lo que hace. Hay que verlo con novillos para que verdaderamente pueda mostrar todo el potencial que hoy ha demostrado tener.

José Palma de Granada, gitano el chaval, le gusta vender barato sus movimientos en la plaza, aunque luego lo que es torear, torear, emmm, me parece que anda justito. Pese a que todos sus vecinos del Albaicín se empeñaran en jalear al joven novillero. Eso sí, las cosas como son, pegó un estoconazo que ya quisieran dar muchos matadores.

Los alumnos de Málaga hicieron dos quites al alimón, algo que sinceramente no entiendo. Particularmente pienso que esas cosas se deben de dejar para las capeas.

Sorpresa la que me llevé cuando llegué a la Malagueta al ver en el palco al amigo Ignacio Mateos. Mi pregunta es ¿querrá seguir los mismos pasos que Ildefonso Dell’Olmo?

En definitiva, tarde entretenida.

3 comentarios:

malagueto1 dijo...

Sorpresa al escuchar la banda en el paseillo, pésima interpretación del Pan y Toros. Era la banda municipal de Álora, cuyo director tiene una supina ignorancia de lo que es tocar en una plaza de toros.Necesita un asesor taurino que le informe de cuando debe tocar y que no sean tan estridentes algunos de sus instrumentos.
Propongo hacer una urgente colecta popular para comprarle un cronómetro, aunque sea en un bazar chino, al nuevo presidente Sr. Mateos. O su reloj atrasa o es de madera, pero los primeros avisos los ordenó a los 13 y 14 minutos de faena de muleta.

De acuerdo con la crónica de José Daniel menos en lo del toreo al alimón. Hace muchos años lo hacían los matadores de campanillas.

Saludos

José Daniel Rojo dijo...

Amigo Malagueto:

Cierto es que lo de la Banda de Música es de Juzgado de Guardia. Recordemos que la Banda de la Expiración que tocó en la payasiana y en la del domingo de resurrección ya no volverá a tocar más en la Malagueta, no sabemos bien porqué, pero parece que ha habido problemas con la empresa. (Cosa extraña, porque con esta empresa es imposible llevarse mal, pero bueno)

Y respecto a lo del toreo al alimón, sigo sin entenderlo e igualmente sigo pensando que esas cosas se deben de dejar para tentaderos y capeas pueblerinas. Prefiero ver un buen quite a la verónica, sinceramente. Aunque si me apuras, un quite al alimón entre la monjita y pacopi no tendría desperdicio.

Un saludo.
José Daniel Rojo.

JUAN MIGUEL SALAS dijo...

Tengo muchas esperanzas puestas en Fernando Rey. Es una firme promesa para el futuro. Un chaval Malagueño,que fue elegido para tomar parte y formarse en la Fundación Joselito en Guadalajara. Y lo está haciendo de maravilla. Esta tarde lo veremos en la Malagueta. Ojito con este chaval.
Mañana seguro que veremos una buena cronica de su faena, y es un serio aspirante a ganar el concurdo.