viernes, 20 de marzo de 2009

PONCE EN VALENCIA



Rafael Cabrera
en COPE.es


"La corrida de Garcigrande trajo lo que echábamos de menos en buena parte de la feria, en muy buena parte: la casta. Los toros pudieron ser mansos, complicados, ir a más o venirse a menos –como ese cuarto ahogado por Esplá, o el sexto que, a sus complicaciones, unió el final encimista de Barrera-, o bravo –como el primero-, pero tuvieron casta, acometividad. Necesitaban su distancia, es verdad, pero cuando se arrancaban iban con pujanza, con ganas y hasta metiendo riñones en alguna ocasión. Al ganadero no terminó de gustarle la corrida, le achacó falta, a su juicio, de ritmo y clase; si es porque aun les pide más, porque quiere depurar y buscar más bravura y que se arranquen a cualquier distancia, ¡ole por los buenos criadores! Si es porque busca más edulcoramiento soso, que genere menos problemas y sea más bobalicón, ¡estamos apañados!..

...En el quinto cambiaría el panorama y veríamos al mejor Ponce. El bicho se llamaba Contador, de 524 kilos, castaño, delantero de cuerna, manso, complicado en los primeros tercios, pero boyante en el último. Las series iniciales nos recordaron al trasteo del segundo, con el toro embistiendo bien de lejos, y algo más corto en la estrechez de distancias, con la cara a media altura, y Ponce sin encontrar el sistema, lanceando en paralelo, con algunos enganches de muleta y dando bastante salida. Pero en la quinta tanda encontró por fin, en su amplia e indiscutible técnica, lo que había que hacerle al toro. Se colocó mejor, cogió la izquierda, y lo fue metiendo en la muleta, dejándosela en la cara, tirando y llevándolo y, por fin, ligando los muletazos en series, mientras el público se ponía en pie. La faena fue claramente a más, cayó un poco con la derecha, pero retomada la zurda, colocado de nuevo en el sitio de verdad, de uno en uno, le sacó lo que quiso, para terminar con adornos semi-genuflexo, con su gusto característico -que apenas habíamos visto en el otro toro-. Sin embargo, ¡lástima!, se le fue la mano al entrar a matar y dejó un señor bajonazo que empañó esa magnífica labor y las dos orejas concedidas por el usía."

4 comentarios:

malagueto1 dijo...

Hay que ser ignorante, zafio o sobrecogedor para decir que Ponce hizo una gran faena ayer.

Saludos

Pacopi dijo...

Viniendo la informción de la emisora de los Obispos, no se puede esperar sino falsedades propias de los clerigos y demas gentes de mal vivir.
Un saludo

El Criticón dijo...

¿Qué puñetas tendrá que ver la emisora? Rafael Cabrera es uno de los mejores críticos actuales. Lorca del Diarios El País es otro de los mejores críticos taurinos, y escribe en un medio totalmente contrapuesto ideológicamente. En esta ocasión no estoy de acuerdo con la apreciación que Cabrera hace de la actuación de Ponce, pero eso no quita lo otro. Seamos más ecuánimes y no nos fijemos en la tendencia del medio en el que escriben los críticos. Valoremos a las personas por lo que dicen y no por donde lo dicen. El sectarismo es una lacra para la convivencia en democracia venga de donde venga.

El Coronel dijo...

Criado taurinamente en la Andanada del 8. Como servidor.
Salud