domingo, 5 de octubre de 2008

SOPORIFERO

Frascuelo, torero con sabor añejo muy querido por la afición de Madrid. Pero para mantenerse en esto hace falta mucho más. A todos los toreros hay que medirles por el mismo rasero: por su forma de torear, su tauromaquia, y no únicamente por como viste y anda por el ruedo, o por un simple pase por bajo por mucha torería que exista en él, bajo el fielato del cariño o el romántico sentimentalismo, que late en corazones que ansían el torero de otras épocas que se ha perdido, desgraciadamente, para siempre. Frascuelo no es, ni por asomo, el Antoñete de su última época y muchos parecen encumbrarlo a ese nivel con sus alagos injustificados que en nada le benefician, pues hacen en el hombre mantener una vana ilusión que incluso puede conducirle a la tragedia. Más bien creo que realmente Frascuelo es el Juncal de Madrid. (Foto: Juan Pelegrín)

¡SOPORIFERO!

Por Pacopi


Plaza de las Ventas

5 de Octubre del 2008

Seis toros de Peñajara, muy parados, algunos justitos de presentación, el 3º1fue protestado, también lo fue el 6º que se devolvió al corral por falta de fuerzaa, y sustituido por uno de Jandilla.

Frascuelo.- Silencio tras aviso. Silencio.

Morenito de Aranda.- Silencio. Ovación.

Joselillo.- Silencio. Silencio.


Esta mañana, me he desayunado viendo la grabación de la corrida de Zaragoza de ayer. Al fin debe Mari Paz Vega explicarse porque no torea; porque no tiene ni idea de que va esto. Ayer estuvo totalmente desbordada por sus dos oponentes y falta de recursos. En fin, ya lo dije en la feria de Málaga, pero como es malagueña….pues anduvo por ahí durante la feria, paseándose de micrófono en micrófono dándoselas de ser una figura que no es ni será. Eso sí, el año que viene la tendremos aquí y la prensa local justificará lo injustificable y Puche encantado: le ocupa un lugar en la feria y encima le paga un puñado de higos. ¡¡Que se vaya con Urdiales a llevarle la escalera de pintor de brocha gorda!!


Tres cuartos de lo propio sucede en Madrid con el anciano Frascuelo, lo ponen una y otra vez, nunca da un pase, pero ahí esta, dando el coñazo. Hoy no iba a ser menos. En el primero de la tarde dio medios pases alternando con mantazos. Bien es cierto que el toro estaba parado, pero también lo es que cuando se sabe que no se le va a hacer faena, lo mas digno sería matarlo y aquí paz y después gloria. Pinchazo, estocada delantera y algo contraria. Aviso, descabello. Silencio.

Recibió al cuarto con unos mantazos con el capote que ¡¡se aplauden!! El toro cabecea al final del pase y Frascuelo le da mantazos muy a su sabor. Media desprendida y otra media atravesada. Dos descabellos. Silencio. En este toro banderilleó bien el Lipi (José Luis Romero).


Morenito de Aranda en el segundo, que perdió las manos al iniciar la faena de muleta, siempre le tocó los engaños, no sabía lo que hacer con el toro y se decide a dar mantazos. Pesadísimo. Dos pinchazos y una casi media. Silencio. El quinto era el mejor de la tarde y tampoco lo supo aprovechar, pero como de donde no hay no se puede sacar, dio todo un recital de vulgaridad, el toro siempre le topó los engaños. Estocada tendida. Ovación que saluda entre barreras.


Joselillo, que ayer se dejó ir un gran toro en Zaragoza, al que hacía tercero, protestado por chico, le dio mantazos mientras bailaba, sufriendo trompicones en los engaños. Se puso pesado, aún sabiendo que no iba a hacer nada. Estocada desprendida, Silencio.

En el que cerraba plaza, a la sazón un sobrero de Jandilla de bonita lámina, se equivocó de principio a fin. Pretendió hacer el toreo encimista cuando lo que requería el toro era darle distancias. Claro que para darle distancias, hay que ser un torero. Hay que saber templar esas embestidas de lejos. Otro invento de Madrid.


Confiemos, terminada la feria de Otoño, en que Frascuelo se vaya al asilo y Urdiales a pintar paredes que debe ser el maestro del “gotelé”.


Un saludo.


2 comentarios:

verdiales dijo...

Pedazo de muleta que saca el "monstruo" Frascuelo. Parece el manto de la Esperanza.
Miedo me da cuando el público de Madrid apadrina a un torero. Al vejete lo llevan 40 años adoptado y que poquito resultado les ha dado.
Recuerdo a los protegidos de Madrid que cuando salian a otras plazas daban sonados petardos.
Mariano Jiménez, Andrés Vazquez, Palomar, Curro Vazquez, Victor Puerto y tantos que se perdieron por ahí.

Anónimo dijo...

Hombre Verdiales, no me digas que palomar no era un pedazo de torero y además el unico que banderillaba bien y con las banderillas de la plaza, que no lo hace ninguno. Lo de los demás puede ser mas discutible.
Salud
El Coronel