domingo, 24 de agosto de 2008

DIGNO SUCESOR

Ejemplo de la maestría de Ponce ayer en la Malagueta. Del que los alumnos deben seguir sus enseñanzas

Leo y me quedo estupefacto con la crónica de Antonio Roche de la corrida de ayer en la Malagueta, publicada hoy en el Diario SUR de Málaga. La titula "Ponce, en maestro, abre la puerta grande", y entre otras cosas escribe:

"Con un toro -el cuarto- que se negaba a embestir, aculado en tablas, el diestro de Chiva sacó su magisterio y dictó una lección en La Malagueta. Es una pena que los alumnos no sigan su enseñanza."

"Un abaniqueo artista previo a ir por la espada puso a toda la plaza de pie...El pitón izquierdo ofrecía algunos problemas y Ponce logró naturales uno a uno de bella factura. Fíjense si serían buenos que antes de que rematara con el de pecho la gente le aplaudió".

"Ante su maestría hay que quitarse el sombrero. Un toro que no iba a servir, Enrique Ponce le cambió los terrenos, lo metió en muleta y le pudo en el centro del anillo, dejando un toreo de buen gusto. Su muleta es poderosa y sus conocimientos los aplica en función a las necesidades que requiere la lidia. Por eso es todo un maestro. Por eso cortó dos orejas y abrió la puerta grande de La Malagueta".

Menos mal que algunos estuvimos presentes y que imágenes y vídeos hablan por sí solos. En definitiva crónica sobrecogedora de un periodista que con ella se hace digno sucesor de su antecesor Pacurrón. También en esto, Málaga es de primera..

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya le vale al sobrecogegor este uqe escribe eso. Vamos que a estas alturas de mi vida me van a engañar a mi con el toreo de Ponce, hace ya años que lo descrubi como torero adornador y sobre todo como engañador.
Este es como aquel Dr. Comino. ¿os acordais?
Salud
El Coronel

arnauporte dijo...

¿Qué se puede esperar de semejante crítico de pandereta? Menos mal que compré El País y me "vacuné" leyendo la crónica de Antonio Lorca. Roche, qué derroche... de verbenerismo.

Anónimo dijo...

!Cuanto daño ha hecho a los toros, y a la ciudad de Málaga en general, medio siglo de periodismo servil de algunos medios¡

Carmen López dijo...

"Le quedo muy agradecido por su comentario. Le ruego que antes de escribirlo lo haga con educación y el máximo respeto"

Distinguido Sr. Pastor.

Usted quiere que antes de escribir algún comentario en su blog, se utilice el respeto, cosa que usted no hace. Explique de forma clara, qué significa la palabra sobrecogedora en términos taurinos. Tenga la valentía de hacerlo, porque de esta forma tendrá que demostrar lo que dice.

De también la cara hombre y no se esconda detrás de la cámara, como hizo en la plaza de toros de Torremolinos.

El Sr. Antonio Roche, se dedica a la crítica taurina, porque es periodista, sabe escribir y sabe de lo que habla, pues para eso le avalan muchísimos años de experiencia.

Dedíquese a lo suyo querido, aunque si los diagnósticos que da a sus pacientes son como las críticas que hace sobre la gente...que Dios nos coga confesados.

De una servidora:
Carmen López

Anónimo dijo...

Estimada Sra:

1) Las palabras tienen el significado que tienen y que vienen definidas en el Diccionario de la Real Academia. Sobrecogedora procede de sobrecoger, que entre otras acepciones, ninguna despectiva, figura la de sorprenderse. Y en este sentido la suelo emplear cuando alguien al que considero con conocimientos en materia taurina como es el Sr. Roche, al que por otra parte también he felicitado en otro post de este blog por otro artículo suyo en el diario SUR.

2) El hecho de ser periodista es muy respetable,como lo es cualquier profesión, y en este caso, aunque no conozco personalmente al Sr Roche, se que es persona honrada y buen aficionado y práctico,por ello fue aún más mi sorpresa por su artículo. Pero no siempre se van a compartir las opiniones, por muchos años de experiencia que se tengan.

3)Yo no me escondo de nada ni de nadie y si usted me reconoció en Torremolinos, no entiendo ese comentario, cuando además iba acompañado por dos conocidos periodistas.

4) Jamás he puesto en duda la profesionalidad de ningún periodista y menos del Sr. Roche. Pero eso no implica que no se pueda manifestar los desacuerdos con una crítica, un comentario o un artículo de un periodista, por muy buen profesional que se sea y mucha experiencia que se posea.

5) En cuanto que me dedique a lo mio, estimada señora, eso es una forma de decir que no se hagan críticas y se coarte la libertad de expresión. Lo demás no se lo tomo en cuenta. Mire usted, la vida es azarosa y nadie sabe si algún día, Dios no lo quiera, usted tuviera que agradecer mis servicios profesionales.

6) En definitiva, jamás ha sido mi intención faltar a nadie; los que me conocen saben que soy incapaz de hacerlo, y menos al Sr. Roche. Si usted se siente ofendida, lo lamento sinceramente y le envió mis excusas en la parte, exclusivamente que pudiera corresponderme, y con el único fin de que usted no quede en un equívoco hacia este servidor como persona.

Atentamente, reciba un cordial saludo

Pepe Pastor