viernes, 19 de agosto de 2011

UN SOBRESALIENTE (8ª de abono en “La Malagueta”)

 

DSC_0316

Fernández Pineda actuó como sobresaliente ayer tarde en La Malagueta

 

Plaza de Toros de Málaga
Jueves 18 de agosto 2011  /  Más de tres cuartos de entrada

Un toro para rejones de Flores Tassara y seis para el toreo a pie de “El Capea”, uno (1º) con el hierro de Carmen Lorenzo, tres de San Pelayo (2º, 4º y 6º) y dos de San Mateo (3º y 5º). Mal presentada, ninguno en tipo Murube y desrazados. Destacó, por su mansedumbre con peligro, el 4º. Inválido fue el 2º.

A Caballo:
RUI FERNÁNDES: Silencio

A pie:
SEBASTIÁN CASTELLA: estocada caída (Silencio). Metisaca y estocada (Saludos). Media perpendicular y seis descabellos (Silencio tras aviso).
MIGUEL ÁNGEL PERERA: pinchazo, media caída y trasera (Saludos). Pinchazo, estocada casi entera trasera y tendida (Saludos). Bajonazo trasero y atravesado, seis descabellos (Silencio tras aviso).

La corrida quedó en mano a mano tras caerse del cartel, por presentar parte facultativo, Cayetano.

 

UN SOBRESALIENTE

Por José Daniel Rojo

El matador de toros sevillano Fernández Pineda entró en el cartel, de sobresaliente, al caerse Cayetano y decidir la empresa que se quedara en un mano a mano entre Castella y Perera con el número del caballito por delante para satisfacer las peticiones del joven torero francés. Estuve toda la tarde prestando una especial atención al sobresaliente, que vestía de rosa y oro, y pensando en el mérito que tiene el realizar un entrenamiento diario, como los que torean tarde tras tarde, para luego hacer el paseíllo sin saber si tendrás que hacer uso de tu profesión o no. Duro tiene que ser vestirte de torero  para torear si un compañero resulta cogido. Y más duro todavía, hacer un paseíllo entre dos ¿figuras? y que éstos, que torean todos los días, no se dignen tan siquiera en brindarte la oportunidad de hacer un quite. Como la corrida iba desembocando en el más absoluto fracaso continué con mi seguimiento al sobresaliente: siempre bien colocado, atento a lo que acontecía en el ruedo y haciendo quites oportunos a los banderilleros. No hubo ni un guiño, ni un simple gracias por parte de las ¿figuras? ni de sus acompañantes.

Esas supuestas figuras, Castella y Perera anduvieron por La Malagueta en su línea: fríos, sin decir nada. Bien es cierto que lo que mandó El Capea a Málaga fue una mansada de élite, de esas que quitan la afición a cualquiera y que si se fuera justo, se castigaría para que no visitara nuestra Plaza durante unas cuantas temporadas. A una desrazada corrida, súmenle ustedes dos toreros que vienen viviendo del cuento desde hace unos años, fruto de un concepto de tauromaquia sacado del congelador. ¿El resultado? Un aburrimiento aberrante.

El petardo de corrida tan solo dejó un simulacro de rivalidad en quites en el tercero de la tarde, segundo de lidia a pie, cuando ejerció su derecho a quite el francés y le replicó, algo mejor y por gaoneras, el extremeño. En ningún momento de la corrida, ni un torero ni el otro se estiraron a la verónica. Y en las seis faenas de muleta nada de nada que merezca la pena reseñar; (rien de rien que diría el francés).

Terminó la corrida y los toreros ¿figuras? abandonaron la plaza. Mañana otra plaza, otro toro, otro público. El sobresaliente Fernández Pineda también la abandonó pero con un futuro más incierto que el de sus compañeros, unos compañeros que, en un gesto de poca dignidad torera, no le ofrecieron ni un simple quite. Vuelta al hotel y vuelta a empezar. Otro día, otro cartel que le anuncie con el asterisco y con la letra pequeña y con la esperanza de que resulte cogido un compañero para poder gozar de una oportunidad. ¡¡Así de dura es esta profesión: bendita para unos; maldita y cruel para otros!!

 

CRÓNICA DESDE LA “MAZA”

(Enviado por Natalia García)

Plaza de la Malagueta. 18 de Agosto de 2011. Taitantos grados a la sombra (imagínense en sol)
Cartel: Rui Fernandes, Castella y Perera. 7 Toros "mu bonitoh".
Entrada: 8 Euros en butaca tendido de sombra (Relación calidad-precio muy buena). Que Rui Fernandes te de un autógrafo y te plante dos besos.... AY!... NO TIENE PRECIO!
Buen aforo, pero poco entendido.

Entiendo "dezagerao" de toros. Hoy, por cierto, eran todos "preziozoh": con dos cuernos, cuatro patas y un rabo y haciendo "muu". Lo que se dice un toro. La tarde prometía cuando compré la entrada: rejones y mano a mano. Un lujazo de corrida. Menos mal que hubo merienda, pipas y una niña pequeña con la que jugar en el tendido, que si no....

Respecto al rejoneo decir que demasiado bien lo ha hecho Rui hoy con lo que tenía. Yo nunca le había visto y la verdad es que me ha impresionado bastante. Pero como no entiendo mucho de toros, pues no comento más, eso si, es el mismo Ken en persona.
En lo referente al toreo a pie ha sido romo, excepto el concurso de quites y ciertos detalles de intentos nobles -porque con lo que había a cuatro patas en el albero hoy sólo se podía intentar trabajar- no ha habido nada más.

La tarde se me antojó larga, muy larga, pero más larga se le hizo seguro a Puyana. Lleva el pobre toda la semana aguantando los "múzica maehtro" y cuando toca los "fueeraaaa" "para yaaa" y "coortaaaa" varios, como los que han soltado esta tarde. Y es que he llegado a la conclusión de que Málaga ni sabe lo que quiere ni sabe lo que pide. Lo que no se puede es tener sopa y teta señores. A ver... que Puyana tiene sus cositas, lo sabemos. Pero es un Maestro, no un "maehtro", nooo de esos no. Maestros de los enseñados que enseñan. Y hay que saber aprender.
Lo de hoy ha sido de vergüenza, aparte de lo que ha salido de toriles, lo que ha ocurrido. Y lo que ha ocurrido es que se pone de manifiesto que Puche, entre otros, tienen razón: Málaga no entiende, Málaga no tiene afición y Málaga NO es de primera. Aunque nos duela. Málaga no es Pamplona y no se puede estar tocando (más teniendo en cuenta, que hay plazas donde solo se toca entre toro y toro) y quien va a la Malagueta NO va a escuchar un concierto de Miraflores-Gibraljaire (que tiene muchos CD editados, muchos premios y da muchos conciertos a lo largo del año) que si se supiera lo que cobra por estar a medio sol, achuchados y puteados, más de uno iba a meterle la trompetita a don Puche y a los señores entendidos que callan y llaman a la música por el mismo sitio donde amargan los pepinos. Hay que saber pedir, hay que saber callar y hay que ser equitativo.

La "crónica" de hoy no la hago del toreo, la hago del público malacitano que ha estado más aburrido, más obstuso y más espeso que nunca, que hoy es el que más se ha equivocado y que ha hecho pagar el cabreo del albero, al servicio del tendido 6. Creo que ya toca examen de conciencia. Sugiero subir a Madrid.

PAZ, AMOR Y... PICO PAL BLOG!!!!

9 comentarios:

José Daniel Rojo dijo...

Amiga Natalia:

Siento en esta ocasión no estar de acuerdo en tu escrito en lo referente al Maestro Puyana. LLeva el hombre unas temporadas que no da palo al agua. Es incomprensible, como sucedió ayer, que empieze a tocar en una faena que no tiene transmisión al público por culpa del torero. Me da igual que la pida el público o el Papa. Debe tener Puyana criterio propio para saber cuando es el momento oportuno para romper a sonar, independientemente de que cuatro pamplinas del público entonen el ya típico "Música Maestro".
Es incomprensible también que en una faena, medio encondiciones, cuando está sonando el pasodoble decida parar del tirón... en fin!!

La actuación ayer de Puyana fue, verdaderamente, lamentable.

Saludos.
José Daniel Rojo

fabad dijo...

En telación con el sobresaliente, Antonio Fernández Pineda, al que vi torear de novillero a finales de los 90 y como matador en Sevilla muy dignamente, añadir que es un torero con posibilidades y que durante el invierno además de no descuidar su preparación como torero, estudia en la Facultad de Odontología de la Universidad de Granada. Saludos.

malagueto dijo...

Cosas de la vida. En este caso y en muchos otros, la estúpida frase de que el toro pone a cada en su sitio, es mentira.
Fernámndez Pineda es más torero que esos dos petardos que ayer lo despreciaron.
El de la Puebla sabe torear, sabe hacer el toreo bueno y ahí está, toreando por pueblos y los otros millonarios.

Saludos

Eral dijo...

Amigo Dani:

Lo que se debe hacer, ya que alguno entendéis más que otros es sabed templad los ánimos y no ponerse a la altura de los criticados. Puyana, aunque no lo parezca, también es humano y si le piden "múzica, coño" como se escuchó ayer, también se encuentra entre la espada y la pared. Porque la empresa también pincha si no se le da al público lo que pide.

Y que conste que no ocurre solo con la música.

Saludoos!

Iván dijo...

Fdez Pineda es un torero que como tantos otros ha pasado desapercibido y que tenía mucho que decir y por A o por B no nos han dejado.
Que DETALLAZO no dejarle hacer ni un quite.

franmmartin dijo...

José Daniel,hoy lanzo en tu honor mi precioso sombrero que compré en Antequera, por la sensibilidad que destila tu crónica demostrando quienes son éstos saltalindes que se tienen por figuras y que a ver si les pasara lo que a Lot y entraran gente como Fernandez Pineda,José Luis Moreno y tantos otros que esperan en sus casas que el milagro se produzca.

Huelin dijo...

Este torero tomó la alternativa durante la Feria de Abril de 2001, la misma en la que la tomó Luis Vilches. Totalmente de acuerdo con que ha sido todo un "DETALLAZO" por parte de Sebastian Castella y José María Perera (ya es hora de las cosas se digan con su nombre y apellidos) el no invitarlo siquiera a que hiciera un quite. Un ejemplo de sensibilidad, profesionalidad, elegancia y torería por parte de estos dos individuos.

Huelin dijo...

Perdón, donde se lee José María Perera realmente debería poner Miguel Ángel Perera. Disculpas.

Apolonia dijo...

Me consta el duro entrenamiento de Fernández Pineda realiza a diario, de ahí su inmejorable preparación física y cualificación profesional. ¿Por qué no está entre los grandes? Buena pregunta..., injusticias de la vida, quizá. Lo cierto es que lo merece, igual que se merece todo lo bueno que su vida personal le depara, gracias a su incansable esfuerzo y a su gran calidad humana. Todo llega, Antonio, y tú, más que nadie sabes que te lo mereces,manten la moral muy alta, que el destino te depara algo grande. Mucho ánimo.