miércoles, 11 de agosto de 2010

El subalterno malagueño Cristian Bolaños

DESDE EL CONVENTO (Por José Daniel Rojo)

Aún hay algo en todo esto que no consigo entender. Algo que se me escapa. Comportamientos que suceden durante el transcurso del festejo a los que no consigo encontrar fundamento.
Un torero que se quita las zapatillas por cuestión de ¿estética?
Una banda que toca la música en la vuelta al ruedo a un torero porque le ha brindado el toro.
Un presidente que tarda casi 30 minutos en dar los tres avisos.
Unos subalternos que parece que están de capea.
¿Esta es la Fiesta? ¿Esta es la llamada Fiesta Nacional?

Hoy he salido de la plaza con una mezcla de sensaciones; enfadado con algunas de las cosas vistas y también algo esperanzado porque por fin he visto a alguien que quiere ser torero. Qué, al menos, tienen condiciones para intentarlo. Hace un tiempo titulé una crónica “Fernando Rey quiere Reinar” y hoy me reafirmo en lo escrito. Tiene cualidades y de momento ha firmado lo más destacado de lo que llevamos de certamen. Ahora bien, los profesores de la Escuela o del Centro de Alto Rendimiento Taurino deberían decirle que dejara de banderillear, pues este tercio no favorece para nada su dimensión como novillero.

Del resto de chavales no voy a perder mi tiempo en opinar, pues ni comentando sus fallos ni corrigiéndolos se le ven cualidades para mandar en esto. Cualquier minuto que dediquen a esta profesión es en balde.

Ahora me vendrán los amigos y familiares de los futuros “toreros” a decirme que si soy muy cruel; que si es así como voy a ayudarlos a cumplir su sueño; que si patatín que si patatán. Pues miren ustedes el video de Fernando Rey y el del resto de sus compañeros y encuentren las diferencias.

En lo que respecta a la actitud presidencial del Sr. Trujillo, cara y cruz. Aguantó bien la petición de oreja al novillero Francisco Javier Sánchez pero sin embargo tiró por tierra su lucimiento queriendo “ayudar” al novillero Daniel Crespo retrasando en demasía los avisos correspondientes.

No quería terminar sin hacer mención a las cuadrillas. Lamentable actuación de los subalternos malagueños actuando como si de una capea se tratase. Con la excepción del joven Cristian Bolaños que, tanto ayer como hoy, ha estado muy correcto en su labor de hombre de plata. Es alumno, en categoría de banderillero, de la Escuela Taurina de Málaga, lo cual es admirable que un chaval tenga ya claro que su futuro pueda ser el de hombre de plata, cuando el resto sueña con vestir el traje de oro.
Cristian permanece atento a todo cuanto acontece en el ruedo, da unos capotazos infinitos y abajo y encima banderillea bien. Puede llegar lejos el malagueño Bolaños.

Mientras tanto, la Madre Superiora sentencia que volverá a los toros cuando Mari Paz vuelva a La Malagueta.

¡¡A queá con Dió!!

11 comentarios:

DR dijo...

MI MAS SINCERA EHNORABUENA AL NOVILLERO FERNANDO REY Y A CRISTIAN BOLAÑOS SI SIGUEN ASI POR BUEN CAMINO VAN... HABER SI ALGUNOS NO SE EMPECINAN EN MACHACARLOS COMO OCURRE CON TODOS LOS TOREROS MALAGUEÑOS... ¿DESAPARECERA ESA OBSESION DE ALGUNOS CRITICOS ¨MALAGUEÑOS¨ O RESIDENTES EN MALAGA?.

malagueto1 dijo...

Felicitar al presidente Sr. Trujillo por darle importancia a la Malagueta como plaza de primera. Dió las orejas justas, porque al público hay que enseñarlo y no es de recibo dar dos orejas con una estocada perpendicular y en el cuello.
Criticarle por lo que ya dice el amigo Rojo, en el último esperó mucho para dar el tercer avido.

Prueba de lo malos que son los subalternos, es que un matarife tuvo que apuntillar al sexto novillo, un desastre el puntillero de turno.

Saludos

Anónimo dijo...

Vamos a ver. Se puede saber que es eso del "convento", ¿quién es la monja? Es que ustedes no respetan ni a las creencias y a la religión que practicamos muchos españoles. Eso, aparte, de una chorrada, que no se a qué viene a cuento, es una falta de respeto para muchas personas que somos habituales lectores de su blog. Y lo del "enano" y la "gorda" tampoco me parece serio. Dediquense a hacer sus crónicas, que son muy buenos en eso, y déjense de esas otras cosas, que les pierden.

Reciban un cordial saludo

Juan Ramos Acosta

Francisco Picornell dijo...

Don Juan Ramos. Es que da la casualidad que los que escribimos somos nosotros y, porlo tanto, decimos lo que nos viene en gana. No necesitamos ni meapilas ni censores ¿entendido? pues a "cascala". Moralista. ¿no se puede decir monja ni enano, ni gorda? usted se ha quedado en los tiempos del asesino dictador Franco. Sólo faltab qeu tuvieramos que hacer lo que usted pretende imponer...

Anónimo dijo...

Y usted parece que en los tiempos de los asesinos Indalecio Prieto y Negrín entre otros. Sepa que yo no pretendo imponer, allá ustedes. En lo que respecta a cascala (me imagino que quiere decir a cascarla), uno todavía puede, cosa que dudo de usted, decrépito barbudo, ultraizquierdista, intolerante y amargado.

Juan Ramos Acosta

malagueto1 dijo...

Entre los muchos seguidores que tenemos, hay un pia monjita que es aficionada y en honor a ella, hemos titulado el convento. Por lo cual, la monjita está encantada.
Así que si la "perjudicada" es feliz con que la nombremos, no va a venir un gili imponiendonos reglas.

Saludos

Anónimo dijo...

Bueno más que monja me gustaría que me llamarán de otra forma, hombre lo digo por lo de aquello de los atributos de uno.Pero sé porque lo hacen y no me disgusta, aunque a veces, es cierto, se ponen muy pesados.
Yo soy cristiano y no creo que deba sentirse nadie ofendido por estas referencias. Aunque es posible que también ocurra, y también lo puedo entender. Lo que si lamento es que tanto mi amigo Picornell (lo lamento Pico pero así lo veo)y don Juan Ramos hayan perdido la compostura y las formas en sus comentarios.Creo que no se deben sacar las cosas del tiesto.

La "monja"

Juan Antonio Palmero dijo...

Señores,sinceramente vamos de mal en peor.
Nos estamos perdiendo el respeto.
Ya no se acepta la sana discrepancia, ni las sugerencias que se hacen para que se expliquen las identidades de personas recurrentes en los comentarios.
Me parecen de pésimo gusto los comentarios sobre ideologías politicas,no por si mismos, si no por que se utiliza la política como arma arrojadiza contra nuestro oponente.
En fin, señores creo que han comenzado ustedes el camino de la intolerancia y el insulto.
¡Mal vamos!.
Como siempre un fuerte abrazo.

malagueto1 dijo...

Amigo Palmero, ya sabe como es Pico y seguro que lo que escribe no lo piensa.
Le daré un toque para que no saque más los pies del tiesto. Afortunadamente, casi siempre me hace caso.

Saludos

Francisco Picornell dijo...

Malagueto.:Primero.- No soy ningún inimputable, por lo tanto siempre pienso lo que voy a decir.
Segundo.- No tolero que nadie me pise las criadillas, porque salto.
Tercero.- Tampoco permito, ni he permitido en mi vida, que ni Dios (si es que existe) y mucho menos un MEAPILAS, me diga lo que tengo que hacer o decir.
Yo no voy a casa de nadie a decirle como tiene que poner las cortinas, por ejemplo.
Un saludo.

Eral dijo...

Con tranquilidad, con tranquilidad amigo Pico, (y cía) yo le comprendo perfectamente, este blog no solo sirve para exponer crónicas, si no que para nosotros también es una forma de unirnos y de comunicarnos dentro de nuestro grupo de amigos. Creo que no hay que exaltarse tanto porque se ponga monja (nuestra amantísima madre piadosa y siempre nos deja que se lo digamos), que sacado de contexto, tampoco entiendo la falta de respeto que usted le ve, Señor Acosta. Si no quiere que se enfaden con usted, el problema no es que critique (el qué), pues de siempre se ha visto que en este blog todo el mundo tiene cabida para sus opiniones, si no, el cómo... primero las formas y luego el fondo.
Abuelo Malagueto, relájese con el amigo Picornell que usted no esta ya para sofocos...