viernes, 23 de abril de 2010


5 comentarios:

El Puntillero dijo...

Culpables, miserables y chapuceros estos dos impresentables abrazafarolas. Estos dos seres unicelulares y buenos amigos del "llevarselo calentito" han derribado otro trocito de nuestra Málaga mas bella e histórica.

CHAPUCEROS, PIRATAS Y ESTAFADORES

Málaga es la ciudad del todo vale y esta es una nueva muestra.

Juan Antonio Palmero dijo...

Simplemente vergonzoso.
Luego se pegaran patads en el trasero y codazos en las costillas para ocupar los burladeros del callejón los días de feria ya que otros días ni están ni se les espera.
Me extraña sobremanera que José Luís Galvez,buen amigo, funcionario que lleva los temas taurínos de la Diputación no levante su voz para impedir estos desmanes.
Como siempre un fuerte abrazo.

El Llanero solitario dijo...

Pero ¿cómo va a levantar la voz contra quién le da de comer? El valor, la ética y la vergüenza desaparecieron de este país hace mucho tiempo.

Anónimo dijo...

Pero ¿cómo va a levantar la voz contra quién le da de comer? El valor, la ética y la vergüenza desaparecieron de este país hace mucho tiempo.

Huelin dijo...

Ya está bien de lamentaciones. Lo que hay que reclamar es que actúe la instancia judicial competente y aplique la Ley contra estos dos individuos por dañar un edificio con su catalogación correspondiente y su grado de protección arquitectónica conforme a la misma.