lunes, 31 de agosto de 2009

¡Exigimos TOROS!

torete

La batalla por la presentación del toro en Málaga está definitivamente perdida con esta empresa

Acabada, por fin, la feria taurina de 2009 uno se dispone a hacer balance de la misma y, como poco, intentar dar una opinión positiva pero, en este caso, lo veo imposible. Con la cabeza fría, procede hacer una pequeña y humilde reflexión a ver si esta UTE alguna vez tendrá dos dedos de frente y de vergüenza con la afición, con Málaga y con lo que representa para el toreo la plaza de La Malagueta.

He intentado varias veces comerme mi ira, no dejarme llevar por reacciones viscerales y mi propia indignación pensando, erróneamente visto lo visto, que don Fernando y esta fantasmagórica UTE que él encabeza no volvería a jugar con mi tiempo, con mi dinero y con el resto de personas que pacientemente y con toda la ilusión aguardamos a ver TOROS sí, don Fernando, TOROS lo que usted no es capaz de comprar y traer salvo los que le exige el maestro de Galapagar.

Usted tenía un deseo, públicamente manifestado, que era mejorar el toro pero la realidad es que no hemos visto toros puesto que creo que usted estaba poseído por algún espíritu o bajo los efectos de extraña pócima que le hizo decir aquello y pretender que nosotros, ¡¡¡ay pobres infelices nosotros!!!, creyéramos. Sr Puche, los lamentables bailes de corrales que se han producido le desdicen. Por si todavía no se ha enterado, le diré que la función de los veedores es ir a reseñar las corridas con antelación más o menos, si se tiene conocimiento y hay interés por hacer las cosas bien, en el mes de diciembre para que cuando venga la feria no nos queden los gatos de la ganadería.

Hacer una corrida de toros o, como en este caso una feria taurina, implica un gasto pero sin jugar con el bolsillo y la ilusión de los aficionados. Es más, con usted creo que se ha hecho bueno el dicho de que "entre pillos anda el juego" porque durante dos días hemos tenido en Málaga el infortunio de "disfrutar" de los “toros artistas” de Juan Pedro Domecq, descastador mayor del reino y nefasto ganadero de los últimos cincuenta años de la historia de la tauromaquia. Usted los compra por baratos y él nos regala una colección de ejemplares gatunos e inválidos de fuerza y de raza para luego jactarse diciendo que lleva toros a las mejores plazas de España.

Como soy persona justa, he de reconocer que lo único bueno ha sido que es usted el único empresario que nos obsequia con dos tardes al año para ver a José Tomás. En ese aspecto, he de mostrarle mi más sincera felicitación y mi agradecimiento más profundo.

Si tanto quiere a Málaga y tanto dice haber dado por ella, flaco favor le hace siguiendo de empresario y desprestigiando a La Malagueta. Tras acumular tanto fracaso en materia ganadera, si no es capaz de dar un cambio copernicano a su gestión rodeándose de personas que conozcan este negocio y no de toreros en activo que, entre otras cosas, no pueden pedir a sus compañeros que toreen toros que ellos no ven ni por asomo, lo mejor que puede hacer es irse por su propio bien y el de la Fiesta en Málaga.

Por último, sólo decirle que los que no somos su "maza", aquella minoría que usted desprecia, también pagamos nuestras entradas o, en muchos casos, nuestros abonos como para que usted nos desprecie y nos quiera tomar el pelo. No señor Puche, no se equivoque, se acabó. No me vuelve a engañar más con sus artimañas lucrativas. Conmigo no juega más, ni con mi salud mucho menos, para esto.

Don Salvador Pendón, ¿tomará usted medidas al respecto después de este nuevo bochorno o seguirá haciendo la vista gorda? ¿Ha pensado usted alguna vez en la triste imagen, como propietaria del coso, que proyecta la Diputación hacia el exterior de la provincia en materia taurina? ¿A qué se dedican sus asesores taurinos? Don Salvador, no soy parte de la “maza” de Puche ni de los numerosos autobuses con abuelos que me trae usted para ver felinos con cuernos y aplaudir a todo lo que se mueva en el ruedo. Soy aficionado y consumidor de un espectáculo que se basa en el toro bravo y como tal les exijo a usted y a la empresa que nos ofrezcan TOROS. Ni más ni menos.

El Puntillero.

5 comentarios:

Pacopi dijo...

Hace mas de una semana que terminó la Feria y ninguna de las “peñas ” “defensoras” del aficionado - La Peña Recreativa el “Rabo Alegre” y la “Oreja Feliz” - han hecho público, comunicado alguno en contra de estas apariciones gatunas. ¿Es que están ustedes de acuerdo? ¿Consideran que las corridas lidiadas son propias de una plaza de primera? ¿También habrá otro “memorándum” (señores lingüistas . ¿Memorándum viene de memo?)?
Un saludo

EL CABALLERO NEGRO dijo...

Mas verdades juntas no se pueden decir y lo peor es que son aplicables a practicamente todas las plazas de primera de España y algunas de Francia, basta ver elplanteamiento de la feria del Arroz de Arles y compararla con años anterios.

La cosa esta muy mal peor no hemos de rendirnos.

El Coronel dijo...

Pues efectivamente no se puede decir mas claro y aplicable,como dice Cabllero negro, efectivamente aplicable a la mayoria de las plazas de España.
¡Enhorabuena Puntillero!
Saludos Caballero Negro.
Salud

El Puntillero dijo...

Se me olvidaba....basta de pitones escobillados, toros anovillados sin fuerzas, raza cuajo o trapio.
Esto es también no solo para don Puche sino también para los equipos presidenciales amantes del ganado gatuno.

Nieves dijo...

Yo iría más allá de don Puche, y me preguntarían que pintan en todo este montaje que se repite año tras año, y ya van...., esos dos individuos llamados Javier Conde y Patxi Rivera Ordóñez. El primero sobre la espuma de las olas del rebalaje predica su infinito amor a Málaga por todos los rincones que habitan los rapsodas... mientras se autocontrata para torear incontables tardes en la plaza que el mismo regenta y permite la indignidad del ganado que se lidia, los bailes de corrales; en fin, a su "amada" Málaga y a nuestra plaza de toros de La Malagueta por los suelos de la dignidad taurina y la verguenza de España, Y que decir de Fran: cuanto respeto dispensa a esta ciudad y esta plaza donde su abuelo cimentó gran parte de su carrera. Este chico viene aqui a lo que viene, en el fondo le tira más la trabajadera, pero de toda la vida vamos. Lo que pasa que allí tiene poquito que rascar.
Bueno termino ya. Como les decía prestémosle un poco de atención a estos don tancredos que año tras año reponen sus cuentas a costa de la afición de Málaga, y es que aunque sólo aparezcan para fotografiarse en la presentación de los carteles ellos como empresarios de La Malagueta son responsables.