miércoles, 29 de octubre de 2008

LOS ALUMNOS A CASA

Jesús Mora, diputado de la Plaza de Toros

Con independencia de la opinión que sobre la gestión realizada por la Escuela Taurina Provincial de Málaga tenga cada uno, para mi más que notable, la realidad es que el próximo viernes la Escuela concluye sus clases y sus alumnos no podrán continuar su aprendizaje en el ruedo de la Malagueta ni asistir a tentaderos. Así que todos a casita. El diputado de la Plaza de Toros, Jesús Mora, justifica este desaguisado por una "cuestión administrativa", estando a la espera de sacar un concurso público. El presidente de la Federación Internacional de Escuelas Taurinas, Fernando Masedo ha realizado fuertes críticas a este nuevo despropósito, que habla bien claro del interés de los políticos que rigen el ente supramunicipal por la formación de nuestros futuros profesionales taurinos, en particular, y por la fiesta en nuestra ciudad, en general. Luego, durante la feria de agosto, a llenar burladeros, entregar trofeos y a salir en las fotos. Y después, la cruda realidad: la infamia del estado del monumento a Antonio Ordóñez, el muro de la vergüenza de los corrales, el estado ruinoso de la fachada de la plaza y, ahora, los alumnos de la Escuela Taurina se quedan sin clases.

El periodista, aficionado y crítico taurino Daniel Herrera, publica en el diario La Opinión de Málaga, el siguiente artículo al respecto:

El próximo viernes se dan por finalizadas las clases de la Escuela Taurina Provincial de Málaga, sin fecha fijada para la continuidad. El término de la gestión por parte de sus actuales responsables, Óscar López y Óscar Plaza como directores gerentes y Fernando Cámara como director artístico, lleva al cese de la actividad sin que la Diputación, como propietaria de la misma, haya convocado de momento un nuevo concurso público.
De hecho, la adjudicación concluyó a finales del mes de julio, en puertas del III Certamen Internacional de Escuelas Taurinas, por lo que entonces se optó como medida de urgencia por prolongar el contrato por tres meses que ahora expiran. Esta circunstancia va a propiciar que los cerca de treinta alumnos con los que se cuenta en la actualidad no puedan continuar con sus clases en el ruedo de La Malagueta, ni asistir a tentaderos.
El diputado de la Plaza de Toros, Jesús Mora, comunicó a este periódico que el parón de la Escuela Taurina se produce por una "cuestión administrativa" ante una nueva legislación que "obliga a convocar un concurso público" para la gestión de estos centros. "No teníamos más remedio", sentenció Mora, quien anunció que espera que durante la semana que viene se presente a la Junta de Gobierno el pliego para la convocatoria del concurso, y espera que sea aprobado "cuanto antes". Preguntado por cuánto tiempo estarán los alumnos sin escuela, el diputado declaró: "Intentaremos que sea el menor tiempo posible".
Por su parte, el presidente de la Federación Internacional de Escuelas Taurinas, Fernando Masedo, manifestó ayer a La Opinión de Málaga el malestar existente desde este colectivo por que no se hayan tomado con previsión las medidas oportunas para que la actividad lectiva no cesara. "Es una situación impropia del siglo XXI que se deje en la calle a unos jóvenes que están aprendiendo un oficio", señaló.
Para Masedo, el convocar mediante un concurso público la gestión de la Escuela Taurina Provincial "es tratar a la fiesta de los toros como una subasta de cualquier objeto en lugar de como un activo cultural"; además, recordó que el modelo seguido en Málaga es único y que "las demás están respaldadas por instituciones pero a través de consorcios o patronatos". "No estamos de acuerdo con este concurso, pero al menos deberían haberlo convocado antes o prorrogar el contrato antes de dejar a los alumnos sin actividad", recalcó.

Estén atentos el próximo jueves al programa "En Puntas" de Málaga Televisión porque se hablará de todo esto.

1 comentario:

Malagueto dijo...

Todo lo anterior confirma la dejadez de la Diputación en el tema taurino.
Pasarán por lo menos 4 meses hasta que haya nuevos profesores y se reunan otra vez a los alumnos.
Lo mismo que pasa con el pliego de arrendamiento de la Malagueta. No se cumple por parte de la UTE y nadie lo revisa. La empresa hace lo que le da la gana y no la llaman al orden.
Seguro que los espectáculos floclóricos flamencos con mucha guitarra y cantaores de tercera, ya están contratados con muchos meses de antelación. El presi es flamenquito y no se priva de gastar millones de euros en unos deprimentes bolos que sólo ven los funcionarios de Diputación y los pelotas adjuntos. Nunca hay entradas de las gratis para el pueblo llano.

Saludos