miércoles, 8 de octubre de 2008

ESTABAN PODRIDOS

Bolívar con el "adolfo" al que le cortó la oreja. Foto: EFE/Javier Cebollada

ESTABAN PODRIDOS

Por Pacopi


Plaza de Toros de Zaragoza.

7 de Octubre del 2008

6 Toros de Adolfo Martín. Bien presentados, todos parados. El mejor el quinto.

Javier Valverde.- Saludos desde el tercio. Pitos.

Luís Bolívar.- Pitos tras aviso. Oreja.

Serranito.- Saludos desde el tercio. Silencio.


Los llamados “adolfos” estaban podridos, muy bien presentados, pero al cabo, eran solo fachada. Llegaban a la muleta muy parados, gazapones, quedándose a mitad del pase.


Con todo, el único que se medio movió fue el quinto al que el colombiano Bolívar le hizo una faenita medio entonada, citando desde el platillo y dejando que el toro se viniera de largo. El dicho cite lo hizo con la muleta en siniestra, lo que lo hace más meritorio si tenemos en cuenta que no probó al toro antes y se fue directamente a los medios. Mas luego toreaba para las afueras y alguna serie le salió algo acelerada. Con la mano derecha el toro no tiene apenas recorrido por lo que Bolívar vuelve a la izquierda sin rematar los pases atrás y embarullado. Estocada delantera y desprendida. Oreja. Puso dos buenos pares de banderillas el “Jeringa” que se tuvo que desmonterar.

En el segundo, que flojeaba, tiró por la calle del medio dándole unos cuantos mantazos. Tres pinchazos sin pasar y estocada delantera también sin cruzar. Aviso. Dos descabellos. Pitos.


Javier Valverde en el primero de la tarde, que llegó a la muleta muy parado, estuvo francamente desangelado. Lo vio el toro y lo derribó sin consecuencias. Pienso que a lo mejor citando de lejos le hubiera sacado algún pase. Pinchazo hondo desprendido y una buena estocada que se aplaude. Saludos desde el tercio.

El cuarto era más peligroso que el enano “amigo” de Malagueto con una cuchilla. Si por el pitón derecho tenía peligro, mas tenía por el izquierdo. Terminó con él de un metisaca artero. Pitos.


Serranito al tercero, que era algo mas potable que los anteriores, no lo entendió. Había que ponerle la muleta y tirar del toro. Una vez lo hizo y el toro fue. Nada al natural. El toro terminó parándose y el diestro poniéndose pesado; el público protestaba. Terminó de una buena estocada. Saludos desde el tercio.

En el último, un toro muy aparatoso de pitones que empezó embistiendo por el pitón izquierdo y terminó parado, poco pudo hacer. Tres pinchazos, estocada trasera y tendida. Silencio.


Ya digo que los toros estaban faltos de raza, debe Adolfo Martín hacer sesudos estudios para enmendar estos terribles defectos. De nuevo vimos otra corrida que sin estar atacada de peso, presentaba ejemplares que eran toros, luego salieron como salieron, eso nadie lo puede prever, pero eran TOROS, a ver si la UTE de la Malagueta toma nota sin necesidad que lo pongan en “memorandun” rabicida alguno.


Un saludo.


EL REMATE

Por Malagueto


¿DÓNDE ESTÁ LA CASTA ?

Cuanta más ilusión se tiene en una corrida, más fuerte es el palo. Después de los Victorinos de Madrid, pensábamos que lo de Adolfo iba a salir parecido. Todo lo contrario, la única similitud ha sido el tipo, casi calcados. Preciosos los toros, con trapío sin exagerar, muy ofensivos y algunos con pitones para asustar. Tres algo vareados, pero que me traigan muchos con estas hechuras a Málaga. La casta se les perdió por el camino; es casi imposible que ninguno tuviera unas gotas de la raza que caracteriza a este encaste. Quizás sea la corrida más desrazada que he visto de esta familia. Para ponerle la guinda al desastre, varios con muy malas ideas y flojos.

Con semejante material, bastante han hecho los toreros con salir por su pie de la plaza. Digno de resaltar las verónicas de Serranito. El saber estar de Valverde y algunos muletazos de Bolivar. El Colombiano ha cometido un gran error de matador ignorante: el quinto parecía algo mejor, que después no lo fue, y Bolivar quiso citarlo de largo al natural para empezar la faena. El toro tenía la culata en las tablas y el matador se va a los medios. Desde esa distancia quería que se arrancara siendo un toro parado y distraído. Por supuesto que no se arrancó. Después de mucho insistir y andando hacía el toro, por fin se arrancó a la muleta. Casos como este o parecidos, ocurren todos los días. Matadores que ignoran el catón de la tauromaquia. Después lo llamaran maestros los aduladores y los críticos de tres al cuarto.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde luego se nota que en este blog no existe "política editorial". Hoy las tornas han cambiado, pues aunque ambos, Pacopi y Malagueto, atesoran una gran afición y altas dosis de casta (algunos lo llamarán "mala leche"), hoy parece que Pacopi anda más atemperado, con la actuación de los toreros, mientras que Malagueto arremete, con toda razón, por el inicio de faena de Bolivar al quinto.

Espero que a Pacopi no le pase lo de los adolfos y por razones que se me escapan se esté descastando. A lo mejor es que se va haciendo anciano...

Saludos a ambos y a seguir cantando las verdades sin tapujos

Alguacilillo

Chacorro dijo...

Con lo que había ayer en la plaza el merito estuvo en sacar pases a los Adolfos y Bolivar lo consiguió.Espla y el Fundi consagrados por Madrid llevan dando banderazos toda la vida con estos toros (bueno y con los otros)y a Bolivar se le cuestiona la ortodoxia cuando el merito era desplazar a semejante burel,algunos ignorantes piensan que se puede torear desmayado con toros como los Adolfos de ayer.

castoreño dijo...

Ya quisiera Bolivar parecerse a Fundi sólo en el blanco de los ojos...
Con "expertos" aficionados como ud, vamos a llegar muy lejos.