viernes, 19 de septiembre de 2008

MEMORANDUM


Pues ya lo sabemos, la Junta Directiva de la Unión Taurina de Abonados de Málaga no va a emitir un comunicado oficial sobre lo acontecido en la pasada Feria de Málaga, sino que en boca de su presidente en el programa "En Puntas" del canal Málaga Televisión va a realizar un memorándum para entregarlo a la empresa y a la Diputación. Para ello van a "convocar a la afición de Málaga" el próximo día nueve de octubre en la Casa de Alora.

Desde luego esto son ganas de marear la perdiz y escurrir el bulto. ¿Es que la Unión no tiene juicio propio para expresar su opinión? Pues parece que no, ya que necesita de un contubernio asambleario para emitir su pensar a autoridades y empresa. Recuerdo que la palabra memorándum es un cultismo reciente que proviene del latín que significa "algo que recordarse" y constituye una nota escrita menos formal que una carta. El memorándum se utiliza con frecuencia en lenguaje diplomático. Pues en eso estamos, en la diplomacia, en hacer de la "afición de Málaga" un escudo protector por si luego hay "tirones de orejas".

No estaría de más que, haciendo uso de lo establecido en el Reglamento taurino, también se solicitaran a la Delegación del Gobierno de la Junta las actas de los reconocimientos de las corridas en la que hubo baile de corrales, así como información en relación a astas enviadas para análisis y propuestas de sanciones. Así la afición estaría bien informada, cuestión que también debiera preocupar y ocupar a la Unión de Abonados.

De nuevo el presidente Francisco Ortiz volvió a defender lo indefendible. Baste decir que afirmaciones como que se han visto "muchos toros con trapío suficiente por encima de plazas como Córdoba y Sevilla" o que "han salido toros muy bien presentados", no merecen comentarios. La argumentación, don Francisco, era la contraria: frente a algunos toros de presentación aceptable, el resto ha sido una ruina ganadera. No obstante, señaló una cuestión de enorme importancia que vengo sosteniendo y defendiendo en este blog. La necesidad de que en el futuro los presidentes acataran los informes de los veterinarios en todos sus aspectos, no sólo en lo referente a la salubridad de las reses sino también en lo relativo a astas, tipología de encaste y hechuras. En esto, don Francisco totalmente de acuerdo con usted. Pero verá como no se hace.

El que estuvo muy acertado en sus intervenciones, tanto que por momentos parecía ser el presidente, fue Joaquín Riera joven miembro de la Unión de Abonados. Conozco a Joaquín Riera desde hace bastante tiempo y es un buen y exigente aficionado. Si no se adocena y sigue así le auguro un futuro prometedor: o se va de la Unión o llega a presidente.

Pues a esperar el memorándum.

2 comentarios:

Pacopi dijo...

El Sr Ortiz, presidente de la peña "El Rabo Alegre" una vez mas, hizo pública ostentación de su dejadez de funciones. Amén de la sandez de decir que salieron toros con trapio y presentación como en Sevilla ( querría decir en las novilladas)deja en manos de los asistentes a esa reunión del "memorandum" el contenido del mismo. Sr Ortiz: usted es el representante de los abonados, y por lo tanto, su cargo no es sólo para figurar, su obligación como representante de la Union de Abonados es defenderlos, no que se defiendan ellos. Resulta muy facil aescurrir el bulto como lo hace usted. Así no se indispone con la empresa ni con nadie, que es de lo que se trata. Con su actitud es indigno de representar a los abonados.Con representantes de los abonados como usted, nunca conseguiremos que Málaga sea a TODOS LOS EFECTOS, plaza de primera.
Un saludo

malagueto dijo...

El Sr. Ortiz es un "localcogedor" y mientras la Diputación lo tenga contento, no va a decir nada en contra de su benefactor.
El Sr. Riera si dijo cosas importantes, pero tuvo que mentir cuando dijo que se hizo una charla coloquio preferia. Fue una charla y cuando llegó el coloquio, un aficionado dijo que hubo corridas que cabían en un taxi...Desde ese momento, el presidente de la unión, el llamado rabo alegre, cortó radicalmente el coloquio. Pudiera hablar otro aficionado y molestar a sus benefactores.
¿ A quien defiende señor Ortiz ? A Pendón que le ha cedido una sala para sus reuniones? O a Puche que le regala entradas?.
Vayase a escribir libros, mejor dicho, a recopilar crónicas taurinas.

Saludos