martes, 9 de septiembre de 2008

LA OPINION DE UN ABONADO

"Da gusto ver cómo las fachadas exteriores de dicho aparcamiento se asemejan a las tapias de un cementerio"

Mientras continuamos a la espera de un comunicado oficial sobre la pasada Feria taurina de agosto de la Junta Directiva de la Unión Taurina de Abonados de Málaga, ya son muchos los aficionados que han manifestado su opinión al respecto por diferentes medios. Uno de ellos es D. José María Rodríguez Román que lo hacía en la sección de cartas al director en el diario La Opinión de Málaga del miércoles 3 de septiembre, en una carta a la que no le falta ironía:

Feria taurina de Málaga

Como aficionado a la fiesta taurina y en mi condición de abonado, no tengo más remedio que felicitarme por el resultado global de la recién acabada Feria taurina de nuestra ciudad. Felicitar quiero a nuestro Ayuntamiento por haber construido ese magnífico aparcamiento que se ha convertido en una prolongación de nuestra centenaria plaza de toros de La Malagueta. Da gusto ver cómo las fachadas exteriores de dicho aparcamiento se asemejan a las tapias de un cementerio. Asimismo, me congratulo por la oportunidad de presenciar el maravilloso espectáculo que ofrecía la calle Martín Estévez ocupada toda ella por los bellos ejemplares equinos de los rejoneadores, algo que con anterioridad no se podía apreciar cuando los chiqueros tenían mucho más espacio.

Felicitar a nuestra Diputación Provincial por ver cómo la fachada de La Malagueta conserva ese tono añejo en lugar de una reluciente capa de pintura, algo que no se corresponde con nuestra centenaria plaza de toros. A destacar también, la no menos ajada pintura de las andanadas con tan descolorido color rojo del que gozamos hace tantos años.


Asimismo, quiero felicitar a la empresa concesionaria de La Malagueta por la calidad del ganado que tanto ha ayudado al lucimiento de toreros como Alejandro Talavante o Finito de Córdoba. ¡Qué espectáculo tan emotivo para los antitaurinos sería poder ver cómo dos toros se salvaban de ser sacrificados en el ruedo. ¡Cuán distinto a toreros como Mª Paz Vega, Daniel Luque, José Tomás, José Mari Manzanares y algún otro tozudamente empeñados en ese arcaico interés por torear con tan exagerada clase y valor, tan caducos ellos! Sé que será muy difícil (casi imposible) que la temporada taurina del año que viene supere en calidad lo visto en estas sufridas y calurosas tardes de agosto, pero estoy seguro que, sin lugar a dudas, se intentará por quien corresponda con ese inmenso afán con el que ha actuado este año. Mi enhorabuena, pues a todos los aficionados, y ¡hasta el año que viene!

José María Rodríguez Román. Málaga

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Que bonita es la ironia! Me encanta, lo de Finito y Talavante.
Sr. Rodriguez Román, no se preocupe que por muy dificil que este, el año que viene lo superan.
Salud
El Coronel

puerta oscura dijo...

Con esa obra de los corrales, junto a un monumento protegido, se demuestra la sensibilidad artística del Presidente de la Diputación.
Siempre se ha dicho, que ciertas cualidades hay que mamarlas y no se consiguen con un carnet de partido.
Ya puede ir Cojoncio, el censor, corriendo por los pasillos del Ente para avisar a su amo. ¡¡ D. Pendón, D. Pendón, en Malaka lo nombran !!