viernes, 29 de agosto de 2008

ALMERIA , SUMA Y SIGUE



La ignominia de Almería adquiere el sumun con los pitones de los toros de Daniel Ruiz. Pasen y vean las fotos de estos animales mutilados en el blog de Pérez Alarcón "Y digo Yo..."

Los representantes de los aficionados de Almería deberían poner el grito en el cielo y denunciar lo que está sucediendo en todas las instancias. La Consejería de Gobernación exigir el análisis de las astas e imponer en su caso sanciones ejemplares, y la "autoridad" que aprueba semejante infamia presentar de inmediato su dimisión o quien le nombra cesarle de inmediato. Claro está, si todavía les queda un atisbo de decencia. Me imagino, que como en el resto de Andalucía, los veterinarios actuando de convidados de piedra. ¡Basta ya, hombre! A ver cuando se plantan los profesionales veterinarios, por su dignidad y por la de su profesión. La Unión de Profesionales Veterinarios de Plazas de Toros de Andalucía (UVET), lleva tiempo muda. ¿Sigue existiendo?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Pepe, enhorabuena por tu blog y por la defensa que haces de la integridad del toro de lidia. Soy amigo de Juan Pérez Alarcón. Soy periodista y escribo en El Mundo Almería. Mis crónicas no las puedes ver en Internet, pero si quieres te las envío. Lo de ayer fue ya vergonzoso, indignante; a los pitones de los ¿toros? de Daniel Ruiz le faltaba sangrar... Yo también me pregunté en la crónica si van a enviar a analizar algunas astas de la feria.
Pero el problema es que tanto Almería como la mayoría de las plazas están perdiendo aficionados.
Y aficionados como tú son muy necesarios. Ya está bien de tanto triunfalismo y tanto trincón como hay por ahí...
Un saludo,
Alberto Gutiérrez

PEPE PASTOR dijo...

Estimado Alberto, gracias por tu felicitación. Me congratula que existan periodistas como tu. Sois una brisa fresca entre tanto hedor. Este blog está a tu entera disposición para publicar lo que desees.Basta con remitirlo al email que figura en mi perfil (jpastorve@gmail.com)
Recibe un cordial saludo, y mucho ánimo. No estas solo.
Un abrazo
Pepe

malagueto dijo...

Muy bien D. Alberto, leña al mono y a seguir sin desfallecer.
No conseguiremos nada,pero estos sinvergúenzas sabran que unos pocos no estamos conformes con sus timos.

Saludos