viernes, 16 de mayo de 2008

EL MESIAS ESTA ENTRE NOSOTROS

"El toreo en realidad es ese. El que toda la tarde ha sacado de sus entrañas hasta vaciarse, Manuel Jesús El Cid. En el primero dando una dimensión importante de figura, en el segundo demostrando que el toreo es cabeza, corazón y bragueta. Seguro que se pueden decir más cosas favorables de la actuación de hoy en Las Ventas, de este sevillano. Sólo voy a añadir una: Que estabamos esperando al Mesías, y no sabíamos que el Mesías estaba entre nosotros." Agustín Hervás.


¡Natural!
Escultural.
El brazo tenso
-una cuerda de violín-
haciendo la mano izquierda
-¡un jazmín!-,
lentamente, su camino
entre el cuerno y el destino...
(José Mª Pemán)

Foto: Juan Pelegrín





EL CID SIN LA TIZONA

Por Pacopi.


Plaza de Toros de las Ventas

15 de Mayo del 2008, Día del Santo Patrón

Seis Toros de El Pilar. El primero un inválido, el resto justos de presentación.

Juan Bautista.- Tímidos pitos. Silencio.

El Cid.- Vuelta al ruedo. Gran ovación desde los medios

Talavante.- Silencio. Silencio.


Hemos asistido a dos lecciones magistrales de Manuel Jesús El Cid, que en algunos momentos rozó la perfección. En el segundo de la tarde, su primero, se fue a los medios, el toro en el tercio y desde allí, sin contemplación alguna, se metió en harina, sin preámbulo u orto alguno, como debe ser, ¡¡a torear!! ¡¡a dar derechazos!! Dándole distancia, a cada toro lo suyo, sin trucos ni milongas, tirando del toro, llevándolo toreado, con seriedad. Estocada desprendida. No había mayoría para darle la oreja, pero bien es cierto que se han dado orejas esta feria con menos mérito. Aclamada vuelta al ruedo. El Maestro Rosco, sin corbata, aplaudía como un poseso.

La revolución llegó en el quinto de la tarde. Se fue al centro del ruedo, el toro en el tercio, muleta en la siniestra mano ¡¡la fin del mundo!! que decía el Gallo; la tercera serie de naturales fue sencillamente magistral, lentos, llevando al toro toreado, la muleta arrastrando, largos. Al final de la faena se toma la muleta con la mano diestra y da dos magníficos derechazos. Y como está toreando, no hay discusión: el público, todos, en pie al borde de la enajenación mental; convenció a tirios y troyanos, ni un pero salió de los tendidos, cátedra incluida. Mas no hay dicha completa y con la espada dos pinchazos y una casi media, descabello. Aviso. Al doblar el toro el público puesto en pié le tributa una sonora ovación. Bien el Cid en no dar la vuelta al ruedo, correspondió a la unánime ovación desde los medios. Hemos visto torear, sin engaño, sin pico de la muleta, sin milongas. TOREAR, así de claro, de fácil.


El gabacho Juan Bautista está para irse a casita o dedicarse a otra cosa. El primero de la tarde era un inválido, no había toro, pases sin apreturas, indecoroso bajonazo echándose fuera. Tímidos pitidos.

En el que hacía cuarto, abusó del pico, termina los pases arriba, del tendido sale una voz que dice: ¡¡Hay que rematar abajo y detrás!! Enganchones y vulgaridad sin mesura.


Otro que esta para irse es Talavante. En el tercero de la tarde, vulgar, naturales trompicándole el engaño, retorcido, perfilero. Estocada desprendida. Silencio.

En el que cerraba plaza, le toca mucho la muleta, retorcido con la izquierda, enganchones, ¡¡está perdido!! General pitada, rechifla, se pone pesado. Termina con bajonazo pescuecero. Silencio.


Hoy hemos visto torear, estábamos ayunos de ello, hartos de pegapases y de que nos quieran vender como grandes faenas lo que no son mas que pases encadenados carentes de calidad.


Un saludo.


Fueron atendidos en la enfermería el banderillero de la cuadrilla de Talavante Luís García que sufrió un herida en la región lateral del cuello de tres centímetros de profundidad y una contusión en el hemitorax derecho de pronóstico reservado, y el picador de la cuadrilla de Juan Bautista Jacques Monier por una herida incisa en la mano derecha de pronóstico reservado


Responsabilidad, seriedad y madurez en un pedazo de torero: El Cid. Foto de Juan Pelegrín.


EL RINCON DE MALAGUETO

¡¡¡ POR FIN !!!

No es que la corrida haya sido para tirar cohetes en general, pero las cuatro series del Cid por la izquierda, solo me las quita de mi memoria el Alemán...
Que tengamos que soportar ocho corridas petardos para decir unos cuantos olés en el sofá de casa, es demasié. La cosa está montada así y a fastidiarse. Pero como tampoco hay mucho donde elegir, pues hay que esperar cantidad para ver a una figura. El uno por ciento del escalafón.
Toros de los que gustan en Madrid, con más cosas negativas que positivas. Tres presuntas figuras que se han quedado en una. Bautista y Talavante, vulgares y en bajada a tumba abierta. Dos más que sumar al pelotón de los torpes.
Con un toro con cierta guasa, el Cid solo ha dado cinco series con la izquierda y dos con la derecha, unas mejores que otras, amén de algunos adornos. Suficiente para muchos aficionados. De capa nada. En su primero, cositas aisladas. No ha matado como es habitual en él y los que esperaban puerta grande, a seguir esperando. De gran maestro el empezar sus faenas de muleta sin probaturas ni zarandajas. Al grano. Si no ha matado, una lastima, pero los muletazos de arte y dominio, quedan en la historia.
Significar que el quinto toro, metió el pitón izquierdo totalmente en las tablas y lo sacó indemne y así se fue al desolladero, con el pitón intacto. Que cada uno piense lo que quiera, pero cuando un toro se escobilla un pitón en el peto y este atraviesa las tablas y lo saca limpio, algo extraño le pasan a ciertos toros y pitones.

Galería fotográfica de Juan Pelegrín (las-ventas.com)

Galería fotográfica de Paloma Aguilar (burladero.com)

Apuntes del maestro César Palacios

VIDEOS RESUMEN en dtoros.com

ULTIMA HORA

Para partirse de risa, por no decir otra cosa. Fernando Puche, empresario de la UTE de la Malagueta, afirmaba en un canal local de televisión que a la próxima feria de Málaga vendrán ganaderías de prestigio como la de ¡¡Juan Pedro!! Al menos no la calificó como de pata negra. Vayamos preparándonos para agosto.

4 comentarios:

Malagueto dijo...

Prestigio como el suyo de cara dura y desahogado empresario multifuncional.
Engaña a todo el mundo y lo que es más grave, hasta se autoengaña.
No sufriremos mucho más, el año que viene puede que él y sus acólitos esten fuera de la Malagueta.

Saludos

Anónimo dijo...

Con respecto a lo de Juan Pedro, nada que decir, se juzga por si solo el tal Puche. Si una pregunta: ¿este tio sabe algo de toros?
Con lo de El Cid, nada que decir tampoco: solo Olé, Olé y Olé.
Y Como sabeis todos, no es santo de mi devoción por cuestiones personales y mi condicon de socio de la Peña Los Areneros. Arenero si lo lee, me entiende.
Ya veremos a partir de la semana que viene con los figuritas de Lladró.
Salud
El Coronel

Anónimo dijo...

El Coronel y algunos me piden opinión, y por reconocimiento hacia ellos, salgo, provisionalmente, de mi retiro para decirles que El Cid es el mejor torero del momento, que por sus características personales (seriedad, humildad) no vende como lo hacen, adornistas, académicos, mediáticos, y demás mojigangas del mundillo féstivo-taurino y del revisteo de la porquería y la entrepierna. Que muchos todavía no se han dado cuenta de la dimensión de su toreo, especialmente algunos de Madrid que pierden el culo por los toreros gladiadores y los pobrecitos desamparados, a los que erigen en ídolos con pies de barro. Leáse, por ejemplo, Bautista. Pero si tengo que decir que esta profesión es la de matador de toros y El Cid debe cambiar la tizona por la colada y rematar las faenas. Un torero que no mata de una buena estocada a su toro no merece la oreja. Yo jamás la pido aunque haya toreado como los ángeles. Reivindico la suerte suprema, ahora en decadencia.
Me alegra que el Coronel reconozca al Cid a pesar del feo que hizo a la Peña de Los Areneros. Una cosa no quita la otra.
Saludos. Y quedo a la espera de ver de nuevo al Cid, Fundi, Manzanares, Juli y sobre todo a Cayetano en su debút y el retorno de Tomás. Los demás no me interesan.

Saludos
Arenero

Anónimo dijo...

Apreciados amigos del Blog:

Regresando de USA,donde toros no hay desafortunadamente, entro a este rincon y veo los escritos de Pacopi, Malagueto, sobre la corrida donde actuo El Cid y previo haber observado un pedazo corto de la faena que lo tuvo ad portas de la Puerta Grande, no cabe duda que toreo al natural magistralmente y que es un torero de suprema importancia en el momento actual de la Fiesta.

No me cabe sino estar de acuerdo con mis buenos amigos, los cuales no propiamente elogian las faenas tan facilmente y desde que los veo emocionados es porque la cosa salio redonda, la pena fue la espada que no entro...

Un saludo para todos y me disculpan los acentos.

Tomas Cruz V.