lunes, 14 de abril de 2008

CARTA A ANTONIO PULIDO

Reproduzco la carta, la cual suscribo, que Pérez Alarcón escribe en su blog Y digo yo... a Antonio Pulido Plaza, presidente de la Maestranza cesado por el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla.

Una buena persona en el palco

"Me duele escribir estas palabras al que considero, ante todo, una excelente persona y sobre todo un aficionado taurino al estilo clásico, D. Antonio Pulido Plaza, el hasta ahora Presidente de la Plaza de Toros de Sevilla, y que tras presentar su dimisión a la Autoridad, la misma ha estimado aceptarla. Es ya por todos conocidos los sucesos que han llevado a su dimisión, pues en los medios de comunicación, de toda España, han querido informar sobre la suspensión que tanta polémica ha creado.

Estimado Antonio: En las últimas horas se ha escrito, hablado, y se han difamado y tergiversado tantas opiniones interesadas, que no me cabe más que decirte una frase que se me viene a la cabeza en este momento, y no se quien la expresó, pero en síntesis, viene a decir lo siguiente: "Cuando des una opinión, hazla con fundamento, en caso contrario, dejarás a la luz tu ignorancia". ¡¡Vaya ignorancia que existe!!.

No he oído ni leído alguna información que amparase una verdad absoluta, ni siquiera lo más elemental que era el fondo del asunto. Bueno sí, lo he leído en la columna de Alvaro Pastor, cronista del diario "El Mundo·", sección taurina, y que suscribo plenamente, pero en todos los demás periódicos, "Leña al mono que es de goma"....y eso me entristece, porque te considero un buen Presidente.

No es cuestión de analizar e interpretar el artículo 63 del Reglamento en este momento, (ya existe algún abogado que lo hace por nosotros en los distintos medios), pero dejo claro en este blog mi interpretación de la aplicación del apartado segundo que por tu parte fue la correcta, pues amparaba ante todo, los derechos del espectador, que si bien no se pone delante del animal, es al que la Autoridad y la ADMINISTRACIÓN, deben proteger y amparar, con el objeto de que puedan presenciar un espectáculo integro, y en las condiciones adecuadas para ello. Todavía estoy esperando que las distintas asociaciones, y colectivos de aficionados "señeros" de la ciudad de Sevilla, se pronuncien y alaben tu actitud frente al "consumidor" taurino, y que a la vista de los hechos se han quitado de en medio de manera sorpresiva.

Amigo Pulido, ahora te darás cuenta de la soledad del aficionado en el tendido o grada, y de los indefensos que estamos....ante el sector taurino y de aquellos que dicen o argumentan que defienden nuestros derechos. Todo se traduce en ignorancia y "compadreo" barato, del que nunca te has hipotecado, ni has sido persona de glorificarte de aquello que le rodeaba al "palco", pues para eso hay otros que si lo han realizado, o lo realizan para "gloria" de "otros".

Quizá Antonio, tu decisión de alargar la suspensión, y no cumplir ese periodo de 30 minutos, sea el "pecado" de tu dimisión, o lo que se dice ahora, - "las formas no fueron las correctas"-, pero yo quisiera ir mas allá, y analizar las cuestiones con un criterio mas objetivo, y sobre todo con la motivación adecuada, porque de lo contrario seria un ignorante.

El fondo principal, es que el ruedo estaba impracticable, sin posibilidad alguna de solución, y provocando que la integridad física de los actuantes se viera perjudicada, lo cual velastes como un buen "padre de familia". Tuviestes la mala suerte de encontrarte con estos toreros insensatos, malos profesionales, y sobre todo, "presuntos encubridores de un engaño al publico", al pretender lidiar una corrida en condiciones totalmente adversas. Nadie veía esa corrida, pero nadie lo dice ahora querido Antonio....¿te das cuenta.......

Para terminar, y valga esta carta, reflexiva, y sin mas motivación que mi amistad y mi lealtad hacia ti, para expresarte, como un modesto jurista, que la suspensión conforme la normativa actual, fue motivada y acertada, sin perjuicio de los actos previos, extremo que no afectaría al devenir de lasuspensión final, pues nada a "sensu contrario" determina la norma a la hora de fijar un tiempo preciso para resolver la supensión , aplazamiento o comienzo del espectáculo.

Un abrazo Presidente"

2 comentarios:

Anónimo dijo...

EL QUE LA HACE LA PAGA,es una maxima en la vida,y en este caso hubo unas cuantas irregularidades por parte del presidente.
en el fondo del asunto,totalmente de acuerdo.

cortinar

Perez@larcon dijo...

Te agradezco Pepe el que pongas mi comentario en tu maginifico Blog. Lo hice desde la amistad y desde mi posición de aficionado.

saludos