jueves, 13 de marzo de 2008

"DEFENSORES" DE LA INTEGRIDAD

El pasado 28 de febrero en el transcurso de unas jornadas culturales celebradas en Trillo (Guadalajara), Antonio Ruiz (inspector veterinario del Servicio Andaluz de Salud y veterinario clínico de vacuno) llegó a decir que todos los veterinarios, en alguna ocasión, habían tenido que hacer la vista gorda al pasar en el reconocimiento algún animal, por muchas y muy variopintas circunstancias, desde entender la posición del empresario que se juega el dinero pasando por el ganadero, que aun trayendo 14 reses, no pasan más y tiene que lidiar la corrida completa. También se tiene en cuenta aquellos toreros que traen consigo seguidores desde muchos lugares de España.


Otro de los participantes, Antonio Moreno (inspector veterinario de Servicio Andaluz de Salud, director y propietario del Hospital Veterinario de “Alhaurín el Grande”, cirujano de pequeños animales y veterinario de la Plaza de toros de Málaga), preguntado si como veterinario de Málaga había mandado analizar las astas de algún animal, respondió que hace 5 años se enviaban casi todas pero que ahora no, que sólo se envían las que son sospechosas de manipulación y el toro ha sido lidiado, pues se lidia bajo la responsabilidad del ganadero.


Más información en el blog Toro el Mundo

Ha quedado muy claro que para un inspector veterinario lo importante es velar por los intereses del empresario, del ganadero y de los "toreros que traen seguidores". El respeto al toro bravo y la integridad del espectáculo no importan, y a los que pasamos por taquilla que nos vayan dando.

De los toros, lidiados en la pasada feria de Málaga: ¿cuántos se lidiaron bajo la responsabilidad del ganadero?, ¿cuántos se han analizado?, ¿cuál es el resultado de los análisis?

¿Alguno de los cuernos de los toros de las siguientes fotografías, lidiados en la pasada feria de Málaga resultaron sospechosos para los veterinarios de la Malagueta? ¡Esto no tiene remedio!

BubbleShare: Share photos - Play some Online Games.

6 comentarios:

Pacopi dijo...

Estos señores Veterinarios hacen pública ostentación de la prevaricación. Y pregunto . ¿El espectador que pone su dinero no debe ser defendido? Entonces estos señores cuando,en su cometido van a analizar un animal que tiene que salir a la venta al público ¿lo dan por bueno para el consumo aunque no lo esté, porque el del puesto del mercado ha gastado mucho dinero? Esos argumentos no los hacen ni los chorizos a los que defiendo. Y el sueldo de estos desaprensivos lo pagamos todos.
Me voy a hacer de la cofradía de nuestro amigo Arenero, questoy pensando ha tenido un intervalo lúcido. Con funcionarios como estos, el pedir que salga el toro es como echar agua al mar.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Pepe, vaya par de Antonios.
Pero el "jefe" es el Antonio que defiende a todo bicho viviente, menos a los aficionados.
Además va y lo cuenta. Este tio es un desahogado y punto.
Tendria que dimitir y si no dimite, que lo tiren de potro o lo fusilen al amancer.
Salud
El Coronel

Arenero dijo...

Pepe Pastor, buen blog, pero no pierdas el tiempo. Don Pacopi, barbudo aficionado con aspecto de monje trapense, yo siempre estoy lúcido, salvo que me pase con la bebida (harto poco frecuente) o con el sexo (aún menos frecuente). Os lo tengo dicho, salir de esa patochada que es la fiesta actual, hiede y contamina. No os gastéis un duro en pagar a tanto golfo. En Málaga habéis tragado con los caballos y los jandillas. Luego vendréis cabreados, con la tensión alta. Veis tampoco es bueno para la salud, sobre todo para personas mayores como vosotros, que ya vais rozando la ancianidad.
Vuelvo a mi retiro no si antes enviaros un fuerte abrazo a todos.

Pacopi dijo...

Amigo Arenero, nunca te quise tachar de loco, tal vez me expresé mal, lo que quise decir es que se te iluminó la mente y viste la locura en la que estamos metido.
Un saludo.

PFY dijo...

Esto es una vergüenza, si seguimos así...

Malagueto dijo...

Hola Pedro: si ya te felicité por tu anterior escrito, ahora te refelicito porque nunca imaginé que fueses tan joven.
Ánimo y a seguir en esa linea por el bien de la fiesta.

Saludos