jueves, 21 de mayo de 2009

Monumento a la verónica en la Monumental

No encuentro calificativos para el toreo de capa de Morante. Excelso, majestuoso, colosal, prodigioso, insuperable...añadan lo que quieran. Por esta maravilla plástica, estética, poética, escultórica, por esta sinfonía de pureza vale la pena ser aficionado a la Fiesta. Hoy la emoción ha corrido por todos los poros de mi piel y me ha llegado al alma. Esa faena merecía la vuelta al ruedo y que le tocaran la música ¡Qué borrachera de buen toreo! Torero, has hecho crujir a la primera plaza del Mundo. Madrid y todo el orbe taurino han caído rendidos a tus pies. Morante, hoy te llamo maestro, monstruo y torerazo. Manzanares correcto y propinando un estoconazo sensacional que, por sí sólo, era de premio. Pinar verde y no le atisbo futuro. A Juan Pedro y a sus inválidos y podridos "toros artistas" que les vayan dando. A seguir promocionando su libro y a vender su escorias, que se las seguirán comprando, porque las figuras, verdaderos culpables, las seguirán exigiendo. Luego que no se quejen.

Fotos del maestro Juan Pelegrín

MONUMENTO A LA VERÓNICA EN LA MONUMENTAL

Por Pacopi

Plaza de  toros de las Ventas  21 de Mayo del 2009

Seis toros de Juan Pedro Domecq, casi todos gatunos e inválidos; dos de José Vázquez, lidiados como segundo bis y tercero bis.

Morante de la Puebla, Silencio tras  aviso.  Oreja tras aviso.

Manzanares.- Silencio. Saludos desde el tercio.

Rubén Pinar.- Silencio. Silencio.

La cosa empezó mal, la tarde iba de inválidos, las protestas se sucedían. La gente se daba a todos los demonios, se acordaban del famoso “ganadero” que ha escrito recientemente un libro  que prometo no comprar. Cuando salió el cuarto, Morante se abrió de capa y le dio cuatro verónicas de libro, de antología para las escuelas taurinas. Cuatro verónicas echando la “pata  p´alante” meciendo el capote, dándole el medio pecho, adelantándolo para “enganchar” a la res, tirando de el muy despacito, en fin, ¡¡¡torear!!!. Como digo, así hasta cuatro veces y una media colosal. La plaza loca, oiga...Luego se llevó al toro al caballo por unas ajustadas chicuelinas al paso, pero no unas chicuelinas vulgares como acostumbramos a ver, no, unas chicuelinas ajustadas llevando al toro toreado. Llegó el quite, se llevó al burel  al centro del ruedo, le dio distancia, lo citó, le adelantó el capote  y…otras cuatro verónicas de ensueño,  la cuarta duró una eternidad, lenta, templada…Para que luego digan que con el capote no se puede templar. La plaza loca toda ella, unanimidad total, locura artística…Tiempo hacía que no veía torear así con el capote. Creía que ya había desaparecido el toreo de capa.

Con la muleta aun dio una tanda buena con la derecha, antes de que se apagara el noble torito de Juan Pedro. Pinchazo y estocada desprendida. Aviso. Oreja. Quizás la más merecida de lo que llevamos de feria.  En el segundo de la tarde, un sobrero de José Vázquez, creo que se equivocó al sacar al toro a los medios. Debió dejarlo en el tercio. El toro no tenía fuerzas. Cuatro Pinchazos. Aviso y descabello. Silencio.

Manzanares lidió en tercer lugar un inválido de José Vázquez, totalmente falto de fuerzas. Le dio medios pases, hasta que la gente se cansa y empieza a pitar. Estocada  un poco desprendida. Silencio. En el quinto, se paraba el animalito, quedándose a mitad del pase. Le toca la muleta. Se puso algo pesado, pero luego lo finiquitó con una colosal estocada. Saludos desde el tercio.

Muy  verde anda el “confirmante”  Rubén Pinar que empleó pico muletero sin piedad, lo que le fue censurado. No se cruzaba, vulgar. Media desprendida. Silencio. En el que hacía sexto, le llevaba el engaño a media altura. Remataba los pases arriba. Emplea todas las ratonerías del mundo. Estocada delantera y caída. Silencio.

La plaza, puesta en píe, despidió con una gran ovación a Morante que hoy resucitó el toreo de capote. Las cosas como son y como he dicho una cosa digo la otra.

En otro orden de cosas, hay que plantearse la situación de la cabaña brava. Como muy bien dijo Carlos Herrera a los micrófonos de Canal + “Los antitaurinos pastan en las dehesas”,  y que razón tiene.  La casta se la están cargando los taurinos con tantas condiciones, requisitos, veedores y demás gente de mal vivir.

Un saludo.

El rincón de Malagueto

¡¡¡ MORANTE, MONSTRUO!!!

Dos veces,  en mi larga vida viendo toros, he visto torear como lo ha hecho hoy el de La Puebla. Una vez fue Curro y otra Paula. Lo de Morante ha sido sublime, genial, único y pocas veces repetible. Ahí quedan la retina, la memoria y la tecnología para gozar de las verónicas más majestuosas que se han dado en Madrid en muchísimos años. Esas chicuelinas que han sido la perfección. Lance que siempre se da como de compromiso y hoy un torero la ha elevado a excelsa. Ya me gustaría tener más repertorio literario para seguir sumando adjetivos para describir tan sublime faena de capa. Después en la muleta bajó mucho la faena, pero  a la gente le daba igual. 

Manzanares no ha tenido material y el inconveniente de ir detrás del monstruo capotero. Resaltar dos buenos pares de Trujillo que la gente ni hizo caso.

Pinar como el Payo y como otros muchos jovencitos que los meten es estos líos, ha hecho el ridículo con el sexto toro. El mejor de todos y ha toreado al estilo pueblerino.

Lo de Juan Pedro no tiene nombre y como este fulano está enchufado en las plazas importantes y le pagan muy bien, se pasa por el arco del triunfo la calidad de sus toros. Impresentable el segundo, un gato con pitones. Se han lucido el Marqués, el presidente, el empresario, los veedores y todos los chupópteros que están alrededor del toro bravo.

2 comentarios:

Perez@larcón dijo...

Un genio del arte de torear. te felicitio por la crónica.

saludos Pepe.

P.Pastor dijo...

Gracias amigo, pero las felicitaciones son para Pacopi y Malagueto que se lo curran.
Un abrazo