sábado, 12 de abril de 2008

LA DEFENESTRACION DE PULIDO

Antonio Pulido y Demetrio Pérez (sevillataurina.com)

Sigue dando mucho que hablar y escribir la defenestración del hasta ayer presidente de la Maestranza Antonio Pulido por parte de Demetrio Pérez, delegado del gobierno en Sevilla de la Junta de Andalucía. En este blog ya se han vertido diferentes opiniones al respecto y los artículos de opinión que a continuación les refiero, parecen ir encaminados a la hipótesis de que este cese se ha producido por presiones de los taurinos con el beneplácito de los políticos de turno.

Francisco Mateos en un artículo en sevillataurina.com. "La Junta de Andalucía claudica ante las presiones de los taurinos y entrega la cabeza de Pulido".

Zabala de la Serna en la crónica de la corrida de ayer en ABC. "Si arranca la corrida y en el segundo cae un chaparrón o en el cuarto surge un cornadón, por un desgraciado resbalón, ya me sé el epitafio del nicho: «Presidente al paredón»".

Carlos Crivell en el portal sevillatoro.com. "Antonio Pulido, chivo expiatorio de un escándalo".

2 comentarios:

Verdiales dijo...

El asunto está clarísimo. El politiquillo de turno, tiene una vida pública limitada. El taurino poderoso, llamese empresario, apoderado, torero de elite o ganadero rico, siempre estaran ahí. Dando por donde todos sabemos....
Entonces el politiquillo pelota no puede indisponerse conta el poder monetario. Vete a saber si cuando sea ciudadano de a pie, el taurino poderoso le da un trabajito en recompensa por los
servicios prestados.
Ante esto, poco haran los politicos lemeculos en favor del sufrido pagano.

Pacopi dijo...

Recomiendo el artículo de Francisco Mateos, en sevillataurina.com, ahí se explican los manejos del taurineo politico militante. Y a partir de esa lectura podemos ir deduciendo muchas cosas, entre ellas, a) que los espectadores somos los últimos y no tenemos derecho a que nos defiendad. b) que a los politiquillos de tres al cuarto, lo que le importa es que "no se forme ningún lio".Asi me da la impresión de que predicamos en el desierto, cada día alabo mas la sabia decisión de Arenero, al que envio un abrazo
saludos